Nuevas recetas

¿Te encanta 'True Blood'? ¡Organiza una fiesta de despedida de la temporada 5!

¿Te encanta 'True Blood'? ¡Organiza una fiesta de despedida de la temporada 5!

Las fiestas son una gran tradición en nuestro hogar, particularmente en torno a los programas de televisión que amamos. Mi favorita es la fiesta de despedida de True Blood con nuestros amigos que comparten la obsesión. Comenzamos sirviendo hamburguesas de Merlotte's espesas y jugosas con empanadas extra espesas, queso y aderezos untados, incluida la salsa dulce de barbacoa.

Hacemos papas fritas gruesas cortadas a mano desde cero, ligeramente saladas y montones de ensalada de col. Mientras disfrutamos de nuestras hamburguesas hablamos de la temporada y hacemos apuestas sobre cómo terminará la temporada. Justo antes de que salga al aire el episodio final, puse el buffet True Blood: bocadillos que masticamos durante el episodio final. Aquí está el buffet de fiesta de envoltura True Blood de la quinta temporada, que puede reproducir fácilmente en casa.

True Blood-y Marys - Nuestros True Bloody Marys son un gran éxito porque utilizamos una cantidad extrema de granadina; esto los hace extra dulces y extra sanguinolentos. Agregue montones de granadina a cualquier refresco blanco (nos gusta el ginger ale) y cubra con una cuerda de regaliz rojo cortada por la mitad, con cada mitad insertada para usar como pajitas.

Golosinas de lobo de Alcide - Corte las formas de hueso de perro de la masa de galletas en rollo prefabricada, hornee y decore. Escriba los nombres de sus invitados, sus perros y siempre tenga uno o dos para Alcide. Los invitados de Wolf estarán encantados de que reserve algo especial para ellos.

Sacudidas de la palanca de cambios - Sirve mini batidos con crema batida casera en vasos cordiales o chupitos. Teníamos un mini trago de ron para cada uno para darles un toque sureño. Dependiendo de lo que desee cambiar, etiquete los batidos: conejo, serpiente, águila y ratón.

Mentas de hadas de Sookie - Llene una copa de martini con una variedad de mentas o malvaviscos. Este año he elegido malvaviscos con sabor a chocolate y menta; son bonitos, suaves y ayudarán a tus hadas invitadas a mantener sus poderes solares durante el espectáculo.

Collares de corazón de plata - Nunca se sabe cuándo puede pasar un miembro de The Authority, así que prepare a sus invitados con collares de corazones de plata. Tome papel de aluminio y presione en un cortador de galletas grande en forma de corazón. Perfora un agujero para una cuerda o cinta.

Bolsa de regalo "Fangs for the Memories" - Coloque golosinas adicionales dentro de bolsas de sándwich para darles a sus invitados un regalo de despedida inteligente. Luego, coloque las bolsas de plástico con golosinas en una "bolsa para perros" de papel (¡a los lobos les encantará!) Con una etiqueta en el frente que diga "Colmillos para los recuerdos".

El final de temporada de True Blood se transmite este domingo 26 de agosto a las 9 p.m. EST (8 p.m. hora central) en HBO.


Paula Conway, Conway confidencial


& # 039True Blood & # 039s & # 039 lazos que unen

¿Alguien más pasó por el escurridor emocional después de que "True Blood" terminó anoche?

Tanto los lazos familiares tradicionales como los no tradicionales estaban en el corazón del episodio, y algunas de mis escenas favoritas mostraban a Bill y Jessica.

Después de su llorosa ruptura con Sookie, Bill regresó a la granja de Compton por primera vez esta temporada y liberó a Jessica, diciendo que ya no podía cuidar de ella. Luego derramó su corazón, diciendo que no quería pasar por la eternidad sola.

Su súplica tocó la fibra sensible de Bill, quien tal vez vio la oportunidad de ser para Jessica lo que Lorena no podía ser para él: una figura paterna y educadora en lugar de una amante y cómplice del crimen. Más tarde se dedicó a educar a Jessica en los aspectos más sutiles del combate de vampiros en una gran escena que recuerda el enfrentamiento entre Morpheus y Neo kung-fu en "The Matrix".

Mientras tanto, Jason y Eric buscaron problemas esta semana en nombre del amor y la venganza por las relaciones pasadas y presentes. Jason se dirigió a Hotshot para defender el honor de Crystal cuando ella apareció en su puerta golpeada y desesperada por escapar del clan Norris.

No creo que esté dejando que el gato salga de la bolsa cuando digo que está claro que el árbol genealógico de Norris no se bifurca y que son cambiaformas de algún tipo, pero ¿qué? Entre la inoportuna aparición de los chicos Norris en Merlotte's y el incidente de Jason en el festín primordial de Bufort Norris con tartar de venado, todo indica que estos tipos son malas noticias.

De vuelta en Jackson, Eric, ansioso por continuar con su plan para vengar la masacre de su familia, se ofreció como voluntario para hacer compañía al alborotador Talbot cuando Russell se fue a cazar a Sookie. Fue sexy pero de corta duración, ya que Talbot pronto encontró un final inesperado cuando Eric lo estacó.

En las noticias de Sookie, fue más de lo mismo esta semana. Ella gritó, lloró, leyó algunas mentes, tuvo una conversación brusca con Tara y coqueteó con Alcide dentro de qué, ¿un día después de romper con Bill? Humph.

Alcide fue llamado de regreso a Jackson para atender una emergencia familiar diseñada por Debbie, dejando a Sookie sola. Mientras hojeaba un triste álbum de recortes dedicado a su relación con Bill, su prima Hadley entró de inmediato y la sorprendió. (¿En serio? Si estuvieras sentado en la mesa de tu cocina haciendo un viaje por el camino de los recuerdos con una escopeta a tu lado, ¿no cerrarías las puertas con llave sería tu primera medida de seguridad? Suspiro).

De todos modos, Hadley llegó con un mensaje de Eric: tenga cuidado y no confíe en Bill. Luego huyó hacia la noche, sus pensamientos estaban llenos de lágrimas y se disculparon por revelar la verdad sobre Sookie a aquellos que querían hacerle daño.

No pasó mucho tiempo después de la visita de Hadley que Debbie apareció como parte del equipo de avanzada de Russell, acercándose pesadamente a la de Sookie con dos compañeros hombres lobo a cuestas. Debbie se dirigió directamente a Sookie, y se produjo una buena pelea de chicas a la antigua antes de que Debbie se deslizara por la ventana cuando Sookie no aprovechó la oportunidad que tenía para matarla.

Me encantó, AMÓ que Bill y Jessica aparecieran de la nada para proteger a Sookie. Su éxito duró poco, ya que Russell apareció pronto, amenazando brevemente la vida de Jessica antes de soltarla para ir mano a mano con Bill.

Así como parecía que Russell había lamido a Bill, desapareció al sentir la desaparición de Talbot. La escena en Casa Stackhouse terminó como era de esperar con Bill y Sookie reuniéndose y teniendo sexo de maquillaje en el piso de su habitación demolida. Siesta.

Algunos detalles finales de la limpieza: ¡suene la alarma del nuevo personaje! Merlotte's tiene una nueva camarera en forma de Holly Cleary, quien tomó a Arlene por sorpresa cuando supuso correctamente que estaba esperando otro bebé. Definitivamente hay algo ahí arriba. También saludamos de nuevo, tal vez, a Franklin, el loco favorito de todos. ¡Crucemos los dedos, chicos!

¿Puedes creer lo rápido que ha pasado esta temporada? Estamos corriendo hacia el final con solo cuatro episodios restantes. ¿Cuáles fueron algunos de tus momentos favoritos del episodio de esta semana?


& # 039True Blood & # 039s & # 039 lazos que unen

¿Alguien más pasó por el escurridor emocional después de que "True Blood" terminó anoche?

Tanto los lazos familiares tradicionales como los no tradicionales estaban en el corazón del episodio, y algunas de mis escenas favoritas mostraban a Bill y Jessica.

Después de su llorosa ruptura con Sookie, Bill regresó a la granja de Compton por primera vez esta temporada y liberó a Jessica, diciendo que ya no podía cuidar de ella. Luego derramó su corazón, diciendo que no quería pasar por la eternidad sola.

Su súplica tocó la fibra sensible de Bill, quien quizás vio la oportunidad de ser para Jessica lo que Lorena no podía ser para él: una figura paterna y educadora en lugar de una amante y cómplice del crimen. Más tarde se dedicó a educar a Jessica en los aspectos más sutiles del combate de vampiros en una gran escena que recuerda el enfrentamiento entre Morpheus y Neo kung-fu en "The Matrix".

Mientras tanto, Jason y Eric buscaron problemas esta semana en nombre del amor y la venganza por las relaciones pasadas y presentes. Jason se dirigió a Hotshot para defender el honor de Crystal cuando ella apareció en su puerta golpeada y desesperada por escapar del clan Norris.

No creo que esté dejando que el gato salga de la bolsa cuando digo que está claro que el árbol genealógico de Norris no se bifurca y que son cambiaformas de algún tipo, pero ¿qué? Entre la inoportuna aparición de los chicos Norris en Merlotte's y el incidente de Jason en el primitivo festín de tartar de venado de Bufort Norris, todo indica que estos tipos son malas noticias.

De vuelta en Jackson, Eric, ansioso por continuar con su plan para vengar la masacre de su familia, se ofreció como voluntario para hacer compañía al alborotador Talbot cuando Russell se fue a cazar a Sookie. Fue sexy pero de corta duración, ya que Talbot pronto encontró un final inesperado cuando Eric lo estacó.

En las noticias de Sookie, fue más de lo mismo esta semana. Ella gritó, lloró, leyó algunas mentes, tuvo una conversación brusca con Tara y coqueteó con Alcide dentro de qué, ¿un día después de romper con Bill? Humph.

Alcide fue llamado de regreso a Jackson para atender una emergencia familiar diseñada por Debbie, dejando a Sookie sola. Mientras hojeaba un triste álbum de recortes dedicado a su relación con Bill, su prima Hadley entró de inmediato, sorprendiéndola. (¿De verdad? Si estuvieras sentado en la mesa de tu cocina haciendo un viaje por el camino de la memoria con una escopeta a tu lado, ¿no cerrarías tus puertas con llave sería tu primera medida de seguridad? Suspiro).

De todos modos, Hadley llegó con un mensaje de Eric: tenga cuidado y no confíe en Bill. Luego huyó hacia la noche, sus pensamientos estaban llenos de lágrimas y se disculparon por revelar la verdad sobre Sookie a aquellos que querían hacerle daño.

No pasó mucho tiempo después de la visita de Hadley que Debbie apareció como parte del equipo de avanzada de Russell, acercándose pesadamente a la casa de Sookie con dos compañeros hombres lobo a cuestas. Debbie se dirigió directamente a Sookie, y se produjo una buena pelea de chicas a la antigua antes de que Debbie se deslizara por la ventana cuando Sookie no aprovechó la oportunidad que tenía para matarla.

Me encantó, AMÉ que Bill y Jessica aparecieran de la nada para proteger a Sookie. Su éxito duró poco, ya que Russell apareció pronto, amenazando brevemente la vida de Jessica antes de soltarla para ir mano a mano con Bill.

Así como parecía que Russell había lamido a Bill, desapareció al sentir la desaparición de Talbot. La escena en Casa Stackhouse terminó como era de esperar con Bill y Sookie reuniéndose y teniendo sexo de maquillaje en el piso de su habitación demolida. Siesta.

Algunos detalles finales de la limpieza: ¡suene la alarma del nuevo personaje! Merlotte's tiene una nueva camarera en forma de Holly Cleary, quien tomó a Arlene por sorpresa cuando supuso correctamente que estaba esperando otro bebé. Definitivamente hay algo ahí arriba. También saludamos de nuevo, tal vez, a Franklin, el loco favorito de todos. ¡Crucemos los dedos, chicos!

¿Puedes creer lo rápido que ha pasado esta temporada? Estamos corriendo hacia el final con solo cuatro episodios restantes. ¿Cuáles fueron algunos de tus momentos favoritos del episodio de esta semana?


& # 039True Blood & # 039s & # 039 lazos que unen

¿Alguien más pasó por el escurridor emocional después de que "True Blood" terminó anoche?

Tanto los lazos familiares tradicionales como los no tradicionales estaban en el corazón del episodio, y algunas de mis escenas favoritas mostraban a Bill y Jessica.

Después de su llorosa ruptura con Sookie, Bill regresó a la granja de Compton por primera vez esta temporada y liberó a Jessica, diciendo que ya no podía cuidar de ella. Luego derramó su corazón, diciendo que no quería pasar por la eternidad sola.

Su súplica tocó la fibra sensible de Bill, quien quizás vio la oportunidad de ser para Jessica lo que Lorena no podía ser para él: una figura paterna y educadora en lugar de una amante y cómplice del crimen. Más tarde se dedicó a educar a Jessica en los aspectos más sutiles del combate de vampiros en una gran escena que recuerda el enfrentamiento entre Morpheus y Neo kung-fu en "The Matrix".

Mientras tanto, Jason y Eric buscaron problemas esta semana en nombre del amor y la venganza por las relaciones pasadas y presentes. Jason se dirigió a Hotshot para defender el honor de Crystal cuando ella apareció en su puerta golpeada y desesperada por escapar del clan Norris.

No creo que esté dejando que el gato salga de la bolsa cuando digo que está claro que el árbol genealógico de Norris no se bifurca y que son cambiaformas de algún tipo, pero ¿qué? Entre la inoportuna aparición de los chicos Norris en Merlotte's y el incidente de Jason en el primitivo festín de tartar de venado de Bufort Norris, todo indica que estos tipos son malas noticias.

De vuelta en Jackson, Eric, ansioso por continuar con su plan para vengar la masacre de su familia, se ofreció como voluntario para hacer compañía al alborotador Talbot cuando Russell se fue a cazar a Sookie. Fue sexy pero de corta duración, ya que Talbot pronto encontró un final inesperado cuando Eric lo estacó.

En las noticias de Sookie, fue más de lo mismo esta semana. Ella gritó, lloró, leyó algunas mentes, tuvo una conversación brusca con Tara y coqueteó con Alcide dentro de qué, ¿un día después de romper con Bill? Humph.

Alcide fue llamado de regreso a Jackson para atender una emergencia familiar diseñada por Debbie, dejando a Sookie sola. Mientras hojeaba un triste álbum de recortes dedicado a su relación con Bill, su prima Hadley entró de inmediato, sorprendiéndola. (¿De verdad? Si estuvieras sentado en la mesa de tu cocina haciendo un viaje por el camino de la memoria con una escopeta a tu lado, ¿no cerrarías tus puertas con llave sería tu primera medida de seguridad? Suspiro).

De todos modos, Hadley vino con un mensaje de Eric: ten cuidado y no confíes en Bill. Luego huyó hacia la noche, sus pensamientos estaban llenos de lágrimas y se disculparon por revelar la verdad sobre Sookie a aquellos que querían hacerle daño.

No pasó mucho tiempo después de la visita de Hadley que Debbie apareció como parte del equipo de avanzada de Russell, acercándose pesadamente a la de Sookie con dos compañeros hombres lobo a cuestas. Debbie se dirigió directamente a Sookie, y se produjo una buena pelea de chicas a la antigua antes de que Debbie se deslizara por la ventana cuando Sookie no aprovechó la oportunidad que tenía para matarla.

Me encantó, AMÓ que Bill y Jessica aparecieran de la nada para proteger a Sookie. Su éxito duró poco, ya que Russell apareció pronto, amenazando brevemente la vida de Jessica antes de soltarla para ir mano a mano con Bill.

Así como parecía que Russell había lamido a Bill, desapareció al sentir la desaparición de Talbot. La escena en Casa Stackhouse terminó como era de esperar con Bill y Sookie reuniéndose y teniendo sexo de maquillaje en el piso de su habitación demolida. Siesta.

Algunos detalles finales de la limpieza: ¡suene la alarma del nuevo personaje! Merlotte's tiene una nueva camarera en forma de Holly Cleary, quien tomó a Arlene por sorpresa cuando supuso correctamente que estaba esperando otro bebé. Definitivamente hay algo ahí arriba. También saludamos de nuevo, tal vez, a Franklin, el loco favorito de todos. ¡Crucemos los dedos, chicos!

¿Puedes creer lo rápido que ha pasado esta temporada? Estamos corriendo hacia el final con solo cuatro episodios restantes. ¿Cuáles fueron algunos de tus momentos favoritos del episodio de esta semana?


& # 039True Blood & # 039s & # 039 lazos que unen

¿Alguien más pasó por el escurridor emocional después de que "True Blood" terminó anoche?

Tanto los lazos familiares tradicionales como los no tradicionales estaban en el corazón del episodio, y algunas de mis escenas favoritas mostraban a Bill y Jessica.

Después de su llorosa ruptura con Sookie, Bill regresó a la granja de Compton por primera vez esta temporada y liberó a Jessica, diciendo que ya no podía cuidar de ella. Luego derramó su corazón, diciendo que no quería pasar por la eternidad sola.

Su súplica tocó la fibra sensible de Bill, quien tal vez vio la oportunidad de ser para Jessica lo que Lorena no podía ser para él: una figura paterna y educadora en lugar de una amante y cómplice del crimen. Más tarde se dedicó a educar a Jessica en los aspectos más sutiles del combate de vampiros en una gran escena que recuerda el enfrentamiento entre Morpheus y Neo kung-fu en "The Matrix".

Mientras tanto, Jason y Eric buscaron problemas esta semana en nombre del amor y la venganza por las relaciones pasadas y presentes. Jason se dirigió a Hotshot para defender el honor de Crystal cuando ella apareció en su puerta golpeada y desesperada por escapar del clan Norris.

No creo que esté dejando que el gato salga de la bolsa cuando digo que está claro que el árbol genealógico de Norris no se bifurca y que son cambiaformas de algún tipo, pero ¿qué? Entre la inoportuna aparición de los chicos Norris en Merlotte's y el incidente de Jason en el festín primordial de Bufort Norris con tartar de venado, todo indica que estos tipos son malas noticias.

De vuelta en Jackson, Eric, ansioso por continuar con su plan para vengar la masacre de su familia, se ofreció como voluntario para hacer compañía al alborotador Talbot cuando Russell se fue a cazar a Sookie. Fue sexy pero de corta duración, ya que Talbot pronto encontró un final inesperado cuando Eric lo estacó.

En las noticias de Sookie, fue más de lo mismo esta semana. Ella gritó, lloró, leyó algunas mentes, tuvo una conversación brusca con Tara y coqueteó con Alcide dentro de qué, ¿un día después de romper con Bill? Humph.

Alcide fue llamado de regreso a Jackson para atender una emergencia familiar diseñada por Debbie, dejando a Sookie sola. Mientras hojeaba un triste álbum de recortes dedicado a su relación con Bill, su prima Hadley entró de inmediato y la sorprendió. (¿En serio? Si estuvieras sentado en la mesa de tu cocina haciendo un viaje por el camino de los recuerdos con una escopeta a tu lado, ¿no cerrarías tus puertas con llave sería tu primera medida de seguridad? Suspiro).

De todos modos, Hadley llegó con un mensaje de Eric: tenga cuidado y no confíe en Bill. Luego huyó hacia la noche, sus pensamientos estaban llenos de lágrimas y se disculparon por revelar la verdad sobre Sookie a aquellos que querían hacerle daño.

No pasó mucho tiempo después de la visita de Hadley que Debbie apareció como parte del equipo de avanzada de Russell, acercándose pesadamente a la de Sookie con dos compañeros hombres lobo a cuestas. Debbie se dirigió directamente a Sookie, y se produjo una buena pelea de chicas a la antigua antes de que Debbie se deslizara por la ventana cuando Sookie no aprovechó la oportunidad que tenía para matarla.

Me encantó, AMÉ que Bill y Jessica aparecieran de la nada para proteger a Sookie. Su éxito duró poco, ya que Russell apareció pronto, amenazando brevemente la vida de Jessica antes de soltarla para ir mano a mano con Bill.

Así como parecía que Russell había lamido a Bill, desapareció al sentir la desaparición de Talbot. La escena en Casa Stackhouse terminó como era de esperar con Bill y Sookie reuniéndose y teniendo sexo de maquillaje en el piso de su habitación demolida. Siesta.

Algunos detalles finales de la limpieza: ¡suene la alarma del nuevo personaje! Merlotte's tiene una nueva camarera en forma de Holly Cleary, quien tomó a Arlene por sorpresa cuando supuso correctamente que estaba esperando otro bebé. Definitivamente hay algo ahí arriba. También saludamos de nuevo, tal vez, a Franklin, el loco favorito de todos. ¡Crucemos los dedos, chicos!

¿Puedes creer lo rápido que ha pasado esta temporada? Estamos corriendo hacia el final con solo cuatro episodios restantes. ¿Cuáles fueron algunos de tus momentos favoritos del episodio de esta semana?


& # 039True Blood & # 039s & # 039 lazos que unen

¿Alguien más pasó por el escurridor emocional después de que "True Blood" terminó anoche?

Tanto los lazos familiares tradicionales como los no tradicionales estaban en el corazón del episodio, y algunas de mis escenas favoritas mostraban a Bill y Jessica.

Después de su llorosa ruptura con Sookie, Bill regresó a la granja de Compton por primera vez esta temporada y liberó a Jessica, diciendo que ya no podía cuidar de ella. Luego derramó su corazón, diciendo que no quería pasar por la eternidad sola.

Su súplica tocó la fibra sensible de Bill, quien quizás vio la oportunidad de ser para Jessica lo que Lorena no podía ser para él: una figura paterna y educadora en lugar de una amante y cómplice del crimen. Más tarde se dedicó a educar a Jessica en los aspectos más sutiles del combate de vampiros en una gran escena que recuerda el enfrentamiento entre Morpheus y Neo kung-fu en "The Matrix".

Mientras tanto, Jason y Eric buscaron problemas esta semana en nombre del amor y la venganza por las relaciones pasadas y presentes. Jason se dirigió a Hotshot para defender el honor de Crystal cuando ella apareció en su puerta golpeada y desesperada por escapar del clan Norris.

No creo que esté dejando que el gato salga de la bolsa cuando digo que está claro que el árbol genealógico de Norris no se bifurca y que son cambiaformas de algún tipo, pero ¿qué? Entre la inoportuna aparición de los chicos Norris en Merlotte's y el incidente de Jason en el festín primordial de Bufort Norris con tartar de venado, todo indica que estos tipos son malas noticias.

De vuelta en Jackson, Eric, ansioso por continuar con su plan para vengar la masacre de su familia, se ofreció como voluntario para hacer compañía al alborotador Talbot cuando Russell se fue a cazar a Sookie. Fue sexy pero de corta duración, ya que Talbot pronto encontró un final inesperado cuando Eric lo estacó.

En las noticias de Sookie, fue más de lo mismo esta semana. Ella gritó, lloró, leyó algunas mentes, tuvo una conversación brusca con Tara y coqueteó con Alcide dentro de qué, ¿un día después de romper con Bill? Humph.

Alcide fue llamado de regreso a Jackson para atender una emergencia familiar diseñada por Debbie, dejando a Sookie sola. Mientras hojeaba un triste álbum de recortes dedicado a su relación con Bill, su prima Hadley entró de inmediato, sorprendiéndola. (¿En serio? Si estuvieras sentado en la mesa de tu cocina haciendo un viaje por el camino de los recuerdos con una escopeta a tu lado, ¿no cerrarías las puertas con llave sería tu primera medida de seguridad? Suspiro).

De todos modos, Hadley llegó con un mensaje de Eric: tenga cuidado y no confíe en Bill. Luego huyó hacia la noche, sus pensamientos estaban llenos de lágrimas y se disculparon por revelar la verdad sobre Sookie a aquellos que querían hacerle daño.

No pasó mucho tiempo después de la visita de Hadley que Debbie apareció como parte del equipo de avanzada de Russell, acercándose pesadamente a la casa de Sookie con dos compañeros hombres lobo a cuestas. Debbie se dirigió directamente a Sookie, y se produjo una buena pelea de chicas a la antigua antes de que Debbie se deslizara por la ventana cuando Sookie no aprovechó la oportunidad que tenía para matarla.

Me encantó, AMÓ que Bill y Jessica aparecieran de la nada para proteger a Sookie. Su éxito duró poco, ya que Russell apareció pronto, amenazando brevemente la vida de Jessica antes de soltarla para ir mano a mano con Bill.

Así como parecía que Russell había lamido a Bill, desapareció al sentir la desaparición de Talbot. La escena en Casa Stackhouse terminó como era de esperar con Bill y Sookie reuniéndose y teniendo sexo de maquillaje en el piso de su habitación demolida. Siesta.

Algunos detalles finales de la limpieza: ¡suene la alarma del nuevo personaje! Merlotte's tiene una nueva camarera en forma de Holly Cleary, quien tomó a Arlene por sorpresa cuando supuso correctamente que estaba esperando otro bebé. Definitivamente hay algo ahí arriba. También saludamos de nuevo, tal vez, a Franklin, el loco favorito de todos. ¡Crucemos los dedos, chicos!

¿Puedes creer lo rápido que ha pasado esta temporada? Estamos corriendo hacia el final con solo cuatro episodios restantes. ¿Cuáles fueron algunos de tus momentos favoritos del episodio de esta semana?


& # 039True Blood & # 039s & # 039 lazos que unen

¿Alguien más pasó por el escurridor emocional después de que "True Blood" terminó anoche?

Tanto los lazos familiares tradicionales como los no tradicionales estaban en el corazón del episodio, y algunas de mis escenas favoritas mostraban a Bill y Jessica.

Después de su llorosa ruptura con Sookie, Bill regresó a la granja de Compton por primera vez esta temporada y liberó a Jessica, diciendo que ya no podía cuidar de ella. Luego derramó su corazón, diciendo que no quería pasar por la eternidad sola.

Su súplica tocó la fibra sensible de Bill, quien tal vez vio la oportunidad de ser para Jessica lo que Lorena no podía ser para él: una figura paterna y educadora en lugar de una amante y cómplice del crimen. Más tarde se dedicó a educar a Jessica en los aspectos más sutiles del combate de vampiros en una gran escena que recuerda el enfrentamiento entre Morpheus y Neo kung-fu en "The Matrix".

Mientras tanto, Jason y Eric buscaron problemas esta semana en nombre del amor y la venganza por las relaciones pasadas y presentes. Jason se dirigió a Hotshot para defender el honor de Crystal cuando ella apareció en su puerta golpeada y desesperada por escapar del clan Norris.

No creo que esté dejando que el gato salga de la bolsa cuando digo que está claro que el árbol genealógico de Norris no se bifurca y que son cambiaformas de algún tipo, pero ¿qué? Entre la inoportuna aparición de los chicos Norris en Merlotte's y el incidente de Jason en el primitivo festín de tartar de venado de Bufort Norris, todo indica que estos tipos son malas noticias.

De vuelta en Jackson, Eric, ansioso por continuar con su plan para vengar la masacre de su familia, se ofreció como voluntario para hacer compañía al alborotador Talbot cuando Russell se fue a cazar a Sookie. Fue sexy pero de corta duración, ya que Talbot pronto encontró un final inesperado cuando Eric lo estacó.

En las noticias de Sookie, fue más de lo mismo esta semana. Ella gritó, lloró, leyó algunas mentes, tuvo una conversación brusca con Tara y coqueteó con Alcide dentro de qué, ¿un día después de romper con Bill? Humph.

Alcide fue llamado de regreso a Jackson para atender una emergencia familiar diseñada por Debbie, dejando a Sookie sola. Mientras hojeaba un triste álbum de recortes dedicado a su relación con Bill, su prima Hadley entró de inmediato, sorprendiéndola. (¿De verdad? Si estuvieras sentado en la mesa de tu cocina haciendo un viaje por el camino de la memoria con una escopeta a tu lado, ¿no cerrarías tus puertas con llave sería tu primera medida de seguridad? Suspiro).

De todos modos, Hadley vino con un mensaje de Eric: ten cuidado y no confíes en Bill. Luego huyó a la noche, sus pensamientos llorosos y arrepentidos por revelar la verdad sobre Sookie a aquellos que querían hacerle daño.

No pasó mucho tiempo después de la visita de Hadley que Debbie apareció como parte del equipo de avanzada de Russell, acercándose pesadamente a la casa de Sookie con dos compañeros hombres lobo a cuestas. Debbie se dirigió directamente a Sookie, y se produjo una buena pelea de chicas a la antigua antes de que Debbie se deslizara por la ventana cuando Sookie no aprovechó la oportunidad que tenía para matarla.

Me encantó, AMÓ que Bill y Jessica aparecieran de la nada para proteger a Sookie. Su éxito duró poco, ya que Russell apareció pronto, amenazando brevemente la vida de Jessica antes de soltarla para ir mano a mano con Bill.

Así como parecía que Russell había lamido a Bill, desapareció al sentir la desaparición de Talbot. La escena en Casa Stackhouse terminó como era de esperar con Bill y Sookie reuniéndose y teniendo sexo de maquillaje en el piso de su habitación demolida. Siesta.

Algunos detalles finales de la limpieza: ¡suene la alarma del nuevo personaje! Merlotte's tiene una nueva camarera en forma de Holly Cleary, quien tomó a Arlene por sorpresa cuando supuso correctamente que estaba esperando otro bebé. Definitivamente hay algo ahí arriba. También saludamos de nuevo, tal vez, a Franklin, el loco favorito de todos. ¡Crucemos los dedos, chicos!

¿Puedes creer lo rápido que ha pasado esta temporada? Estamos corriendo hacia el final con solo cuatro episodios restantes. ¿Cuáles fueron algunos de tus momentos favoritos del episodio de esta semana?


& # 039True Blood & # 039s & # 039 lazos que unen

¿Alguien más pasó por el escurridor emocional después de que "True Blood" terminó anoche?

Tanto los lazos familiares tradicionales como los no tradicionales estaban en el corazón del episodio, y algunas de mis escenas favoritas mostraban a Bill y Jessica.

Después de su llorosa ruptura con Sookie, Bill regresó a la granja de Compton por primera vez esta temporada y liberó a Jessica, diciendo que ya no podía cuidar de ella. Luego derramó su corazón, diciendo que no quería pasar por la eternidad sola.

Su súplica tocó la fibra sensible de Bill, quien quizás vio la oportunidad de ser para Jessica lo que Lorena no podía ser para él: una figura paterna y educadora en lugar de una amante y cómplice del crimen. Más tarde se dedicó a educar a Jessica en los aspectos más sutiles del combate de vampiros en una gran escena que recuerda el enfrentamiento entre Morpheus y Neo kung-fu en "The Matrix".

Mientras tanto, Jason y Eric buscaron problemas esta semana en nombre del amor y la venganza por las relaciones pasadas y presentes. Jason se dirigió a Hotshot para defender el honor de Crystal cuando ella apareció en su puerta golpeada y desesperada por escapar del clan Norris.

No creo que esté dejando que el gato salga de la bolsa cuando digo que está claro que el árbol genealógico de Norris no se bifurca y que son cambiaformas de algún tipo, pero ¿qué? Entre la inoportuna aparición de los chicos Norris en Merlotte's y el incidente de Jason en el primitivo festín de tartar de venado de Bufort Norris, todo indica que estos tipos son malas noticias.

De vuelta en Jackson, Eric, ansioso por continuar con su plan para vengar la masacre de su familia, se ofreció como voluntario para hacer compañía al alborotador Talbot cuando Russell se fue a cazar a Sookie. Fue sexy pero de corta duración, ya que Talbot pronto encontró un final inesperado cuando Eric lo estacó.

En las noticias de Sookie, fue más de lo mismo esta semana. Ella gritó, lloró, leyó algunas mentes, tuvo una conversación brusca con Tara y coqueteó con Alcide dentro de qué, ¿un día después de romper con Bill? Humph.

Alcide fue llamado de regreso a Jackson para atender una emergencia familiar diseñada por Debbie, dejando a Sookie sola. Mientras hojeaba un triste álbum de recortes dedicado a su relación con Bill, su prima Hadley entró de inmediato y la sorprendió. (¿En serio? Si estuvieras sentado en la mesa de tu cocina haciendo un viaje por el camino de los recuerdos con una escopeta a tu lado, ¿no cerrarías tus puertas con llave sería tu primera medida de seguridad? Suspiro).

De todos modos, Hadley llegó con un mensaje de Eric: ten cuidado y no confíes en Bill. Luego huyó hacia la noche, sus pensamientos estaban llenos de lágrimas y se disculparon por revelar la verdad sobre Sookie a aquellos que querían hacerle daño.

No pasó mucho tiempo después de la visita de Hadley que Debbie apareció como parte del equipo de avanzada de Russell, acercándose pesadamente a la casa de Sookie con dos compañeros hombres lobo a cuestas. Debbie se dirigió directamente a Sookie, y se produjo una buena pelea de chicas a la antigua antes de que Debbie se deslizara por la ventana cuando Sookie no aprovechó la oportunidad que tenía para matarla.

Me encantó, AMÉ que Bill y Jessica aparecieran de la nada para proteger a Sookie. Su éxito duró poco, ya que Russell apareció pronto, amenazando brevemente la vida de Jessica antes de soltarla para ir mano a mano con Bill.

Así como parecía que Russell había lamido a Bill, desapareció al sentir la desaparición de Talbot. La escena en Casa Stackhouse terminó como era de esperar con Bill y Sookie reuniéndose y teniendo sexo de maquillaje en el piso de su habitación demolida. Siesta.

Algunos detalles finales de la limpieza: ¡suene la alarma del nuevo personaje! Merlotte's tiene una nueva camarera en forma de Holly Cleary, quien tomó a Arlene por sorpresa cuando supuso correctamente que estaba esperando otro bebé. Definitivamente hay algo ahí arriba. También dijimos hola de nuevo, tal vez, al favorito de todos, Franklin. ¡Crucemos los dedos, chicos!

¿Puedes creer lo rápido que ha pasado esta temporada? Estamos corriendo hacia el final con solo cuatro episodios restantes. What were some of your favorite moments from this week’s episode?


'True Blood's' ties that bind

Was anyone else put through the emotional wringer after “True Blood” ended last night?

Both traditional and non-traditional family ties were at the heart of the episode, and some of my favorite scenes featured Bill and Jessica.

After his tearful breakup with Sookie, Bill returned to the Compton homestead for the first time this season and released Jessica, saying he could no longer care for her. She then poured her heart out, saying she didn’t want to go through eternity alone.

Her plea struck a chord with Bill, who perhaps saw an opportunity to be to Jessica what Lorena could not be to him – a parental figure and an educator rather than a lover and partner in crime. He later went about schooling Jessica in the finer points of vampire combat in a great scene reminiscent of the Morpheus versus Neo kung-fu showdown in “The Matrix.”

Meanwhile, Jason and Eric went looking for trouble this week in the name of love and vengeance for relationships past and present. Jason hightailed it to Hotshot to defend Crystal’s honor when she showed up at his door beaten up and desperate to escape the Norris clan.

I don’t think I’m letting the cat out of the bag when I say that it’s clear the Norris family tree doesn’t fork and that they’re shape-shifters of some kind, but what? Between the Norris boys’ unwelcome appearance at Merlotte’s and Jason’s happening upon Bufort Norris’ primal feasting on venison tartare, there’s every indication that these guys are bad news.

Back in Jackson, Eric, eager to continue on with his plan to avenge the massacre of his family, volunteered to keep the fussbudgety Talbot company when Russell left to hunt Sookie down. It was sexy but short-lived, as Talbot soon met an unexpected end when Eric staked him.

In Sookie news, it was more of the same this week. She screamed, cried, read a few minds, had a brusque conversation with Tara and flirted with Alcide within what, a day of breaking up with Bill? Humph.

Alcide was called back to Jackson to tend to a family emergency engineered by Debbie, leaving Sookie to her own devices. As she thumbed through a sad scrapbook devoted to her relationship with Bill, her cousin Hadley breezed right in, surprising her. (Really? If you were sitting at your kitchen table taking a trip down memory lane with a shotgun at your side, wouldn’t locking your doors be your first measure of security? Sigh.)

Anyhow, Hadley came with a message from Eric: watch yourself and don’t trust Bill. She then fled into the night, her thoughts tearful and apologetic over revealing the truth about Sookie to those who meant her harm.

It wasn’t long after Hadley’s visit that Debbie appeared as part of Russell’s advance team, lumbering up to Sookie’s with two fellow werewolves in tow. Debbie made a beeline for Sookie, and a good old-fashioned girl fight ensued before Debbie slipped out the window when Sookie didn’t take advantage of the opportunity she had to kill her.

I loved, LOVED Bill and Jessica’s appearing out of nowhere to protect Sookie. Their success was short-lived as Russell soon appeared, briefly threatening Jessica’s life before turning her loose to go mano a mano with Bill.

Just as it seemed that Russell had Bill licked, he vanished upon sensing Talbot’s demise. The scene at Casa Stackhouse ended predictably with Bill and Sookie reuniting and having make-up sex on the floor of her demolished bedroom. Snooze.

A few final bits of housekeeping: Sound the new character alarm! Merlotte’s has a new waitress in the form of Holly Cleary, who caught Arlene by surprise when she correctly surmised that she was expecting another baby. There’s definitely something up there. We also said hello again, maybe, to everyone’s favorite befanged wackadoo Franklin. Fingers crossed, you guys!

Can you believe how quickly this season has flown by? We’re sprinting toward the finish with only four episodes remaining. What were some of your favorite moments from this week’s episode?


'True Blood's' ties that bind

Was anyone else put through the emotional wringer after “True Blood” ended last night?

Both traditional and non-traditional family ties were at the heart of the episode, and some of my favorite scenes featured Bill and Jessica.

After his tearful breakup with Sookie, Bill returned to the Compton homestead for the first time this season and released Jessica, saying he could no longer care for her. She then poured her heart out, saying she didn’t want to go through eternity alone.

Her plea struck a chord with Bill, who perhaps saw an opportunity to be to Jessica what Lorena could not be to him – a parental figure and an educator rather than a lover and partner in crime. He later went about schooling Jessica in the finer points of vampire combat in a great scene reminiscent of the Morpheus versus Neo kung-fu showdown in “The Matrix.”

Meanwhile, Jason and Eric went looking for trouble this week in the name of love and vengeance for relationships past and present. Jason hightailed it to Hotshot to defend Crystal’s honor when she showed up at his door beaten up and desperate to escape the Norris clan.

I don’t think I’m letting the cat out of the bag when I say that it’s clear the Norris family tree doesn’t fork and that they’re shape-shifters of some kind, but what? Between the Norris boys’ unwelcome appearance at Merlotte’s and Jason’s happening upon Bufort Norris’ primal feasting on venison tartare, there’s every indication that these guys are bad news.

Back in Jackson, Eric, eager to continue on with his plan to avenge the massacre of his family, volunteered to keep the fussbudgety Talbot company when Russell left to hunt Sookie down. It was sexy but short-lived, as Talbot soon met an unexpected end when Eric staked him.

In Sookie news, it was more of the same this week. She screamed, cried, read a few minds, had a brusque conversation with Tara and flirted with Alcide within what, a day of breaking up with Bill? Humph.

Alcide was called back to Jackson to tend to a family emergency engineered by Debbie, leaving Sookie to her own devices. As she thumbed through a sad scrapbook devoted to her relationship with Bill, her cousin Hadley breezed right in, surprising her. (Really? If you were sitting at your kitchen table taking a trip down memory lane with a shotgun at your side, wouldn’t locking your doors be your first measure of security? Sigh.)

Anyhow, Hadley came with a message from Eric: watch yourself and don’t trust Bill. She then fled into the night, her thoughts tearful and apologetic over revealing the truth about Sookie to those who meant her harm.

It wasn’t long after Hadley’s visit that Debbie appeared as part of Russell’s advance team, lumbering up to Sookie’s with two fellow werewolves in tow. Debbie made a beeline for Sookie, and a good old-fashioned girl fight ensued before Debbie slipped out the window when Sookie didn’t take advantage of the opportunity she had to kill her.

I loved, LOVED Bill and Jessica’s appearing out of nowhere to protect Sookie. Their success was short-lived as Russell soon appeared, briefly threatening Jessica’s life before turning her loose to go mano a mano with Bill.

Just as it seemed that Russell had Bill licked, he vanished upon sensing Talbot’s demise. The scene at Casa Stackhouse ended predictably with Bill and Sookie reuniting and having make-up sex on the floor of her demolished bedroom. Snooze.

A few final bits of housekeeping: Sound the new character alarm! Merlotte’s has a new waitress in the form of Holly Cleary, who caught Arlene by surprise when she correctly surmised that she was expecting another baby. There’s definitely something up there. We also said hello again, maybe, to everyone’s favorite befanged wackadoo Franklin. Fingers crossed, you guys!

Can you believe how quickly this season has flown by? We’re sprinting toward the finish with only four episodes remaining. What were some of your favorite moments from this week’s episode?


'True Blood's' ties that bind

Was anyone else put through the emotional wringer after “True Blood” ended last night?

Both traditional and non-traditional family ties were at the heart of the episode, and some of my favorite scenes featured Bill and Jessica.

After his tearful breakup with Sookie, Bill returned to the Compton homestead for the first time this season and released Jessica, saying he could no longer care for her. She then poured her heart out, saying she didn’t want to go through eternity alone.

Her plea struck a chord with Bill, who perhaps saw an opportunity to be to Jessica what Lorena could not be to him – a parental figure and an educator rather than a lover and partner in crime. He later went about schooling Jessica in the finer points of vampire combat in a great scene reminiscent of the Morpheus versus Neo kung-fu showdown in “The Matrix.”

Meanwhile, Jason and Eric went looking for trouble this week in the name of love and vengeance for relationships past and present. Jason hightailed it to Hotshot to defend Crystal’s honor when she showed up at his door beaten up and desperate to escape the Norris clan.

I don’t think I’m letting the cat out of the bag when I say that it’s clear the Norris family tree doesn’t fork and that they’re shape-shifters of some kind, but what? Between the Norris boys’ unwelcome appearance at Merlotte’s and Jason’s happening upon Bufort Norris’ primal feasting on venison tartare, there’s every indication that these guys are bad news.

Back in Jackson, Eric, eager to continue on with his plan to avenge the massacre of his family, volunteered to keep the fussbudgety Talbot company when Russell left to hunt Sookie down. It was sexy but short-lived, as Talbot soon met an unexpected end when Eric staked him.

In Sookie news, it was more of the same this week. She screamed, cried, read a few minds, had a brusque conversation with Tara and flirted with Alcide within what, a day of breaking up with Bill? Humph.

Alcide was called back to Jackson to tend to a family emergency engineered by Debbie, leaving Sookie to her own devices. As she thumbed through a sad scrapbook devoted to her relationship with Bill, her cousin Hadley breezed right in, surprising her. (Really? If you were sitting at your kitchen table taking a trip down memory lane with a shotgun at your side, wouldn’t locking your doors be your first measure of security? Sigh.)

Anyhow, Hadley came with a message from Eric: watch yourself and don’t trust Bill. She then fled into the night, her thoughts tearful and apologetic over revealing the truth about Sookie to those who meant her harm.

It wasn’t long after Hadley’s visit that Debbie appeared as part of Russell’s advance team, lumbering up to Sookie’s with two fellow werewolves in tow. Debbie made a beeline for Sookie, and a good old-fashioned girl fight ensued before Debbie slipped out the window when Sookie didn’t take advantage of the opportunity she had to kill her.

I loved, LOVED Bill and Jessica’s appearing out of nowhere to protect Sookie. Their success was short-lived as Russell soon appeared, briefly threatening Jessica’s life before turning her loose to go mano a mano with Bill.

Just as it seemed that Russell had Bill licked, he vanished upon sensing Talbot’s demise. The scene at Casa Stackhouse ended predictably with Bill and Sookie reuniting and having make-up sex on the floor of her demolished bedroom. Snooze.

A few final bits of housekeeping: Sound the new character alarm! Merlotte’s has a new waitress in the form of Holly Cleary, who caught Arlene by surprise when she correctly surmised that she was expecting another baby. There’s definitely something up there. We also said hello again, maybe, to everyone’s favorite befanged wackadoo Franklin. Fingers crossed, you guys!

Can you believe how quickly this season has flown by? We’re sprinting toward the finish with only four episodes remaining. What were some of your favorite moments from this week’s episode?


Ver el vídeo: True Blood Season 4: Sookie Sees Bills Revamped House (Enero 2022).