Nuevas recetas

Consejos automáticos de Darden Restaurants Might Nix

Consejos automáticos de Darden Restaurants Might Nix


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ahora, las propinas para fiestas grandes en restaurantes como Olive Garden y Red Lobster pueden ser opcionales.

Olive Garden, Red Lobster y otros restaurantes de Darden podrían deshacerse de los consejos automáticos para fiestas grandes.

Así como el restaurante de sushi de alta gama Sushi Yasuda prohíbe las propinas por completo, Darden Restaurants ha anunciado que está considerando dejar propinas automáticas en sus cadenas de restaurantes, los informes de Orlando Sentinel.

Darden, que posee cadenas como Olive Garden, Red Lobster y LongHorn Steakhouse, históricamente ha agregado una propina automática del 18 por ciento para grupos de ocho o más personas. La práctica de agregar propina automática es común en la industria de los restaurantes.

A principios de este año, sin embargo, un cliente demandó a restaurantes como Olive Garden y Red Lobster por agregar propinas automáticas, incluso para mesas más pequeñas, en la ciudad de Nueva York, potencialmente porque los turistas tienden a dar menos propinas que los locales.

Desafortunadamente para estas grandes corporaciones, un fallo del IRS que entrará en vigencia en enero considerará las propinas automáticas como parte de los salarios, lo que podría conducir a mayores impuestos sobre la nómina para los restaurantes, informa Sentinel.

Darden está probando actualmente una nueva política en la que las propinas automáticas no están incluidas en la factura, pero la factura proporcionará montos exactos para propinas del 15, 18 y 20 por ciento, lo que ayudará a los clientes con las matemáticas. Por ahora, Darden ha dejado caer la propina del 18 por ciento en unos 100 restaurantes; la empresa de restauración decidirá una política final para las propinas automáticas al final del año.


Hay muchas novedades en Carrabba & # x27s y Olive Garden, pero ¿es suficiente para salvarlas?

Es una batalla por la cuota de mercado, una que parece estar dirigida directamente a atraer a esos millennials inconstantes o al grupo subsiguiente ampliamente llamado Generación Z. Carrabba's, propiedad de Bloomin 'Brands, y Olive Garden, propiedad de Darden Restaurants, parecen estar en una carrera por reinventar ellos mismos. Ambos lanzaron recientemente menús dramáticamente revisados ​​que incorporan una serie de palabras de moda culinarias: platos pequeños para compartir, tarifas más ligeras y porciones más pequeñas (y precios), artículos especiales con personalización para mezclar y combinar, platos de mano, platos sin gluten, col rizada, cerveza artesanal, mini postres indulgentes y, las dos palabras que resumieron 2013, caramelo salado.

Pensamos que era un momento apropiado para visitar estas dos megacadenas (Carrabba's cuenta con 240 ubicaciones a nivel nacional, Olive Garden tiene más de 800 en América del Norte), deteniéndose en un puesto de avanzada de South Tampa Carrabba y la ubicación de Olive Garden que abrió en Febrero en West Shore.

En mi opinión, Carrabba's siempre ha sido un tick más caro que el Garden (con Macaroni Grill y Maggiano's un par de ticks por encima). Sentado con los dos menús uno al lado del otro, los precios son prácticamente indistinguibles. De hecho, traté de tener una comida muy similar en cada una con un recuento final para dos personas de $ 64,61 en Carrabba's y $ 69,24 en Olive Garden. Y, en general, Carrabba tiene el visto bueno tanto por la calidad de la comida como por la calidad del servicio.

Los accionistas de Darden han estado presionando para que el gigante de los restaurantes se separe o venda Olive Garden y Red Lobster. (Las otras marcas del grupo de restaurantes incluyen Longhorn Steakhouse y Bahama Breeze). En cambio, los ejecutivos han trabajado diligentemente para lograr un "renacimiento de la marca" en el Garden. Un nuevo logotipo recién lanzado está recibiendo comentarios mixtos, pero el nuevo menú presenta una serie de ideas frescas y bienvenidas.

A la hora del almuerzo, la idea principal es la velocidad: para competir con la comida rápida y los conceptos de comida rápida, han capacitado a los meseros para evaluar el tiempo de los comensales y responder en consecuencia. Además, agregando a la oferta ilimitada de sopa, ensalada y palitos de pan por $ 6.99, puede optar por un "combo de trío toscano", lo que significa un lado de pasta adicional, plato pequeño o aderezo de ensalada adicional por $ 2.99 más. En la cena, una opción similar de "cucina mia" aumenta la sopa / ensalada / palitos de pan, en la que eliges una pasta, escoges una salsa (y un aderezo adicional si te apetece) y bada bing, por un precio muy razonable de $ 9.99 .

Lo mejor de los más de 20 nuevos elementos del menú de Olive Garden se agrupan en la sección de platos pequeños "Sabores de Italia". Estos platos representan lo más atrevido que se pone: un plato pequeño de espárragos rebozados con parmesano y pan rallado es ágil y muy sabroso, servido con un "alioli de cítricos" (me parecía una mayonesa normal solo un poco más amarilla para mí $ 4) un plato de Los buñuelos de oliva / parmesano reciben un tratamiento similar, un poco más interesante acompañado de la opción de salsa de crema de Gorgonzola ($ 4.50).

Detándose en la freidora durante un minuto, Olive Garden ha agregado arancini, las clásicas bolas de risotto sicilianas que se fríen y se fríen. Los suyos no son tan picantes como los nuevos en el menú de Carrabba (los que están tachonados con salchicha de hinojo y se dejan caer en una marinara ligeramente picante, $ 6), pero es un aperitivo compartido atractivo ($ 4.50), al igual que el dúo de hierbas -Albóndigas de pollo con volantes en marinara ($ 4).

Uno de los platos nuevos más bonitos de Olive Garden es casi lo más caro del menú ($ 18,99), pero se compara hábilmente con platos similares en restaurantes comparables: un filete de 6 onzas se asa a la parrilla muy bien, cubierto con una cucharada de puré de hierbas. que se lee como pesto y se sirve con una mezcla tierna y crujiente de calabazas y pimientos intercalados con dientes de ajo tostados suaves con nueces. Chicken Toscana ($ 13.99) utiliza la nueva parrilla de tapa plana Piastra de la cadena, que le da a las carnes un dorado uniforme y profundo en ambos lados. Como plato no es nada especial (su "demiglace de vino tinto" pegajoso y dulce no sabe a vino tinto ni a demiglace), servido con espinacas salteadas y un pilaf de arroz disfrazado de risotto.

En total, mejoras como mini postres (tonos de Seasons 52, otra cadena de Darden), alitas estilo toscano (un guiño al éxito de Anthony's Coal Fired con ese plato) y hummus (es un frijol blanco, tan italiano) le dan a Olive Garden un lucha contra la oportunidad. Pero hay mucha competencia en el precio de la comida italiana de $ 15 que incluye sopa o ensalada, con 15 de ellos anclando el menú recién estrenado de Carrabba.

Los comensales con presupuesto limitado ya estarán familiarizados con el menú "Lunes Amore" (sí, ¿a quién no le encantan los lunes?), Donde puede elegir entre una lista de aperitivos o postres, luego agregar una sopa o ensalada y luego un plato principal de tres niveles de precio, $ 12, $ 15 o $ 18 para todo el partido de tiro: un montón de nuevos platos aparecen en el menú de ese lunes.

El mejor plato que probamos del nuevo menú fue una hermosa panna cotta de vainilla servida en un frasco y cubierta con frambuesas frescas agridulces ($ 6). En los últimos meses, he comido versiones demasiado gomosas de esta natilla italiana en varios restaurantes de alta gama, y ​​Carrabba lo tiene perfectamente perfecto.

Antes de eso, sin embargo, me impresionaron los nuevos medallones de lomo de cerdo envueltos en prosciutto (una verdadera ganga a $ 13,90). En el pasado, sentí que lo que hace que muchos de los platos de Carrabba tengan buen sabor es el uso generoso de crema o mantequilla; éste evita eso en favor del sabor profundo impartido por el humo de leña y el prosciutto, contrarrestado por un toque de dulzura en un salsa de higos al vino de Oporto, muy bien complementada con un pasel de judías verdes tiernas y crujientes.

La salsa de crema de tomate es el sabor dominante en el nuevo rigatoni Martino ($ 14), con tablas de pollo a la parrilla, tomate secado al sol y champiñones en rodajas, así como en el linguini alla de camarones y vieiras ($ 15), el vodka de este último bastante recatado que las salsas tenían un sabor idéntico. En mi opinión, un plato más contemporáneo fueron las nuevas brochetas toscanas a la parrilla ($ 15), un jugoso solomillo intercalado entre suaves tomates cherry a la parrilla y trozos de cebolla roja, todo rociado con una salsa de vino tinto simple pero atractiva.

Desde los terribles problemas económicos de 2008 y 2009, la industria de los restaurantes ha tardado en recuperarse, y los restaurantes sentados perdieron frente a la comida rápida y cosas por el estilo (léase: lugares en los que no tiene que dar propina). Está claro que estos dos gigantes de los restaurantes tienen a muchas personas inteligentes que trabajan furiosamente para seguir el ritmo de las tendencias alimentarias y, al mismo tiempo, darles a los clientes un valor percibido. El jurado decide si el lanzamiento de nuevos menús en Olive Garden y Carrabba's mantendrá ambos conceptos saludables en un mercado competitivo, pero ambos ofrecen una serie de platos atractivos que hacen que salir a cenar sea asequible para la mayoría de nosotros.


La regla del IRS lleva a los restaurantes a repensar las propinas automáticas

Olive Garden ha incluido durante mucho tiempo propinas automáticas del 18% para grupos de ocho o más, pero es posible que se detenga.

Una regla fiscal actualizada está provocando que los restaurantes reconsideren la práctica de agregar propinas automáticas a las pestañas de las grandes fiestas.

A partir de enero, el Servicio de Impuestos Internos comenzará a clasificar esas propinas automáticas como cargos por servicio, que trata como salarios regulares, sujetos a retención de impuestos sobre la nómina, en lugar de propinas, que los restaurantes dejan a los empleados para declarar como ingresos.

El cambio significaría más papeleo y costos adicionales para los restaurantes, y un posible golpe financiero para los meseros y meseras que viven de sus propinas pero no siempre las reportan completamente.

Darden Restaurants Inc., propietario de Olive Garden, LongHorn Steakhouse y Red Lobster, ha incluido durante mucho tiempo propinas automáticas del 18% en la factura para grupos de ocho o más en sus más de 2,100 restaurantes, pero está experimentando con eliminarlos debido a la decisión del IRS. , dijo un portavoz.

En julio, la cadena detuvo las propinas automáticas en 100 restaurantes en cuatro ciudades, donde está probando un nuevo sistema en el que los restaurantes incluyen tres cantidades de propina sugeridas, calculando para el cliente el total con una propina del 15%, 18% o 20% en todas. facturas, independientemente del tamaño del grupo. Los comensales pueden optar por dejar una propina mayor o menor a las cantidades sugeridas, o no dar propina. Dependiendo de cómo reaccionen los clientes y qué tan bien funcione el nuevo sistema de software, Darden puede cambiar a esos consejos sugeridos en todos sus restaurantes. Un portavoz dijo que la empresa decidirá antes de fin de año.


Trabajadores de Olive Garden, cadenas relacionadas para obtener aumento de sueldo, bonificación

(AP) - La empresa que dirige la cadena Olive Garden está aumentando el salario de sus trabajadores y entregando bonificaciones únicas, una señal de optimismo del tipo de restaurante informal que ha sido devastado por la pandemia.

Darden Restaurants dijo el jueves que cada trabajador de restaurante por hora ganará al menos $ 10 por hora, incluidas las propinas, a partir del lunes. Eso aumentará a $ 11 por hora en 2022 y $ 12 por hora en 2023.

Darden, que también dirige LongHorn Steakhouse, Cheddar’s Scratch Kitchen y otras cadenas, dijo que gastará 17 millones de dólares adicionales en bonificaciones únicas para sus casi 90.000 empleados por hora. Los trabajadores recibirán entre $ 100 y $ 300 dependiendo de cuántas horas trabajen a la semana.

La compañía informó el jueves un trimestre sorprendentemente fuerte y los aumentos salariales indican tanto confianza en una recuperación económica como una competencia potencialmente mayor para los trabajadores a medida que Estados Unidos sale de la pandemia.

Este mes, hace un año, Darden cerró todos sus comedores. Las cadenas de restaurantes informales se vieron especialmente afectadas porque, a diferencia de las pizzerías o las cadenas de comida rápida, no tenían ventanas abiertas ni un servicio de entrega bien establecido para compensar la pérdida de negocios debido a las restricciones pandémicas.

En un momento, las ventas en las mismas tiendas en Darden, una lectura clave en el comercio minorista para la salud de una empresa, se desplomaron un 75%.

Alrededor del 99% de los comedores de Darden han reabierto desde entonces con al menos una capacidad parcial. El rápido lanzamiento de vacunas y los controles de estímulo están impulsando las ventas este año. Durante la semana que finalizó el 21 de marzo, las ventas en las mismas tiendas de la compañía de Orlando, Florida, aumentaron un 5% en comparación con el mismo período de 2019.

Aproximadamente un tercio de las ventas de Darden todavía provienen de pedidos para llevar, pero la compañía espera que vuelva al comedor a medida que más personas se vacunen y la economía se recupere.

"Está llegando a un punto en el que, ya sabes, creo que somos cautelosamente optimistas y estamos entusiasmados con lo que sucederá aquí durante los próximos meses, tal vez algunos años", dijo el CEO Eugene Lee durante una llamada con analistas de la industria el jueves.

En el tercer trimestre fiscal, que terminó el 28 de febrero, las ventas de Darden cayeron un 26% a $ 1,73 mil millones, mejor que los $ 1,6 mil millones que Wall Street había esperado, según FactSet.

Los ingresos netos de la empresa cayeron un 44% a 128,7 millones de dólares, o 98 centavos por acción. Eso superó fácilmente los 70 centavos que habían pronosticado los analistas.

Las acciones de Darden subieron casi un 5% el jueves, el mayor porcentaje de ganancia en el S & ampP 500, y llevó a todo el sector de consumo discrecional al alza.

Darden dijo que su trabajador por hora promedio ya gana $ 17 por hora. Pero algunos actualmente ganan el salario mínimo federal de $ 7.25 por hora, por lo que el aumento asegurará que todos los trabajadores ganen al menos $ 10 por hora.

"Continuar atrayendo y reteniendo al mejor talento de la industria será fundamental para nuestro éxito", dijo Lee en una carta a los empleados.


Un consejo: las propinas deben reflejar un buen servicio

Hace dos semanas, cené en Roger Brown's Restaurant & amp Sports Bar en Portsmouth con mi esposo y un amigo.

Cuando recibimos la factura, incluía una propina automática, que ascendía al 18 por ciento del costo de la comida. Eso fue inusual. Muchos restaurantes agregan una propina con fiestas grandes, pero rara vez veo eso en las pestañas para menos comensales.

Roger Brown's generalmente aplica una gratificación automática solo para mesas de seis o más, en comidas nocturnas o durante grandes eventos con una casa llena de clientes, me dijo Rene Holst, gerente del restaurante, la semana pasada. La propina agregada a mi cheque fue un posible error o podría haber sido el resultado de una casa llena para el comienzo de la temporada de fútbol, ​​dijo.

Esa noche, agregué $ 2 para aumentar la propina total al 20 por ciento, porque nuestro mesero fue particularmente atento y servicial. Me he acostumbrado a las propinas automáticas, o "auto-grats", como las llaman los del negocio de los restaurantes, y las estoy atento cuando como con un grupo más grande.

Sin embargo, mi filosofía general es que las propinas deben ser discrecionales y estar basadas en la calidad del servicio. El consumidor debe decidir si el servicio merece un pago adicional y cuánto.

La propina es uno de esos temas de consumo que invoca opiniones apasionadas. Uno de mis editores está convencido de que saldrá de un restaurante si agrega una propina automática a su cheque, incluso para un grupo grande.

El IRS ha propuesto un cambio en la regla que clasificaría una propina automática como un "cargo por servicio", parte del salario regular del restaurante y contado para sus impuestos sobre la nómina, a partir de enero. En respuesta, Darden Restaurants, propietario de las cadenas Olive Garden y Red Lobster, anunció recientemente que estaba revocando su política de gratificación automática para mesas grandes en ciertas ciudades.

Los operadores de restaurantes dicen que tienen buenas razones para agregar propinas a la factura. Eric Stevens y Karl Dornemann, propietarios de Bardo y The Public House en Norfolk y Still y Gosport Tavern en Portsmouth, dijeron que le dan al mesero la opción de aplicar una propina del 18 por ciento en las pestañas de mesas de ocho o más y divulgan esa política en sus menús.

En un grupo grande, "la gente generalmente no figura en el impuesto y la propina cuando se divide la cuenta", explicó Dornemann. En esos casos, dijo, los servidores se vuelven rígidos.

Las propinas automáticas son aceptables, siempre que el operador del restaurante se lo informe a los clientes, dijo Diane Gottsman, propietaria de Protocol School of Texas, una empresa de consultoría que se especializa en etiqueta empresarial y capacitación ejecutiva. "El restaurante no está tratando de engañarte", dijo. "Están protegiendo a los servidores que trabajan por menos" que el salario mínimo.

Si se agrega una propina automática, "no puede dejar menos", dijo Gottsman. Incluso si la experiencia es terrible, la propina a menudo se comparte entre muchos trabajadores, desde el personal de cocina hasta los ayudantes de camarero, que podrían haber hecho bien su trabajo. En cambio, sugirió que los clientes descontentos hablen con un gerente, quien puede decidir cómo compensarlos.

El protocolo de propina ha cambiado con el tiempo. La propina estándar del 15 por ciento ha aumentado hasta el 18 por ciento y el 20 por ciento para el servicio superior y superior. Y aunque el sitio web del Instituto Emily Post, que representa al venerable experto en etiqueta, todavía aconseja aplicar una propina sobre el total de la comida antes de que se agreguen los impuestos, la mayoría de los comensales hoy dan propina sobre el monto final de la factura.

También es más común hoy en día que los consumidores den propina por servicio de mostrador o pedidos para llevar. En el café The Ten Top en Norfolk, los clientes piden en el mostrador y llevan su comida para llevar o para una de las pocas mesas. Un tazón por adelantado acepta su dinero extra para el personal.

Si pagan con tarjeta de crédito, verán una pantalla emergente en el sistema de pago del iPad con la sugerencia de agregar un 10, 15 o 20 por ciento a la pestaña. Pueden omitir esas opciones y agregar las suyas propias o ninguna propina.

El propietario de Ten Top, Rick Fraley, dijo que se suscribe a la noción de que la palabra consejos significa "asegurar un servicio rápido" (aunque muchas fuentes descartan ese acrónimo como un mito).

El personal del mostrador entrega los pedidos a las mesas o los empaqueta para llevar, señaló Fraley. Traen agua a los comensales a pedido y deben limpiar después de ellos. Todo eso merece algún reconocimiento monetario, dijo. Le paga a su personal del mostrador $ 4.50 la hora, una tarifa por debajo del salario mínimo que el IRS permite a los trabajadores que reciben propinas.


9 marcas icónicas que pronto podrían estar muertas

¿Sabías que Volvo está luchando por vender automóviles en Estados Unidos? ¿O que la cadena de sándwiches Quiznos tiene serias deudas? A continuación se muestran nueve empresas sorprendentes que podrían estar al borde de la muerte. Si no remodelan sus modelos comerciales, es posible que tenga que despedirse de estas grandes marcas pronto.

Qué los distingue: "Mmm. Tostado." Sándwiches tostados. Fundado en 1981, el fundador Jimmy Lambatos afirmó que lo que diferenciaba a los sándwiches de Quiznos de los demás era que tostaban todos y cada uno, porque "calentar cualquier cosa resalta los sabores de los productos alimenticios".

Qué salió mal: Una vez que todas las demás cadenas de sándwiches comenzaron a tostar sus sándwiches, Quiznos ya no era tan único. Peor aún, durante mucho tiempo Quiznos mantuvo sus precios muy por encima de los de Subway, lo que probablemente les costó a los clientes durante la recesión.

Dónde están ahora: Quiznos ha bajado de 5,000 tiendas en su punto máximo a alrededor de 2,100, con cientos de ubicaciones más cerca de cerrar. La cadena con sede en Denver recientemente no pagó un préstamo y está trabajando para reestructurar su deuda de casi $ 600 millones.

¿Quién lo está haciendo bien? Subterraneo. En 2008, en medio de una enorme recesión, Subway superó la marca de los 30.000 restaurantes. El director ejecutivo Fred DeLuca atribuye el éxito de Subway a su simplicidad. "La preparación se realiza principalmente frente al cliente. Esa simplicidad es realmente lo que atrae a nuestros franquiciados", dijo. "Lo ves y puedes hacerlo".

2. JC Penney

Una lista de todas las tiendas JC Penney que cerrarán en 2014

Qué los distingue: Como uno de los grandes almacenes estadounidenses de gama media, JC Penney parecía estar tomando todas las decisiones correctas hasta hace unos cuatro años. Tuvieron éxito con la expansión de la tienda y conservaron ciertas cosas cuando otras tiendas departamentales las rechazaron. Por ejemplo, cuando Sears cerró su negocio de catálogos en 1993, JC Penney se convirtió en el minorista de catálogos más grande de Estados Unidos. Además, al incorporar compañías externas dentro de sus tiendas, como Sephora y Seattle's Best Coffee, JC Penney ofreció una experiencia de cliente diversa.

Qué salió mal: Pero al agregar empresas dentro de sus tiendas, JC Penney también perdió su identidad. Se alejaron de su cliente objetivo, el estadounidense de ingresos medios, y comenzaron a tratar de atraer a una clientela de ingresos más altos. Desafortunadamente, su base de clientes no estaba interesada en desembolsar el dinero para hacerse las uñas en JC Penney.

Dónde están ahora: En un esfuerzo por volver a la senda de la rentabilidad, JC Penney anunció recientemente que cerraría 33 tiendas y eliminaría 2.000 puestos de trabajo.

¿Quién lo está haciendo bien? Macy's. Aunque también recortaron 2.500 puestos de trabajo este año, la exitosa tienda departamental lo hizo para mantener sus márgenes de ganancia actuales y evitar los problemas que JC Penney está enfrentando actualmente. Tampoco está de más que Macy's se haya establecido como un elemento permanente de la cultura pop estadounidense, con el Desfile del Día de Acción de Gracias de Macy's y su evento anual de fuegos artificiales del 4 de julio.

Qué los distingue: Fundada en 2007, la compañía de juegos Zynga valía en un momento alrededor de $ 20 mil millones. Lanzaron uno de los juegos de redes sociales más populares de todos los tiempos: FarmVille. Fue uno de los juegos de Facebook más populares durante meses, pero a partir de enero de 2014, FarmVille está clasificado como el 45º juego de Facebook más popular.

Qué salió mal: En marzo de 2012, Zynga experimentó un punto de inflexión cuando compró OMGPOP, una empresa de juegos detrás del popular juego móvil Draw Something. Sin embargo, se observó una caída notable en la popularidad del juego después de la compra, y los usuarios diarios cayeron de 15 millones a 10 millones en el primer mes después de la adquisición. Zynga experimentó problemas más allá de las malas inversiones. Se sabía que la empresa era algo deshonesta y poco ortodoxa: varios empleados se han pronunciado en contra de los estándares laborales de Zynga y se han quedado sin opciones sobre acciones. Zynga también dependía demasiado de Facebook y, a medida que cambiaba la red social, la empresa no podía seguir el ritmo.

Dónde están ahora: La compañía contrató a un nuevo CEO, Don Mattrick, el exdirector del negocio de Xbox de Microsoft, que ha recortado puestos de trabajo y ha recortado empresas y colaboraciones externas. Sin embargo, sus problemas móviles aún persisten y, a menos que Mattrick pueda pensar en una manera de hacer una transición exitosa de las plataformas de juegos en línea de Zynga a un entorno móvil, la compañía podría estar enfrentando aguas turbulentas por delante.

¿Quién lo está haciendo bien? Supercell. La start-up con sede en Helsinki es la empresa de aplicaciones móviles más valorada del mundo. Tienen un gran éxito con los juegos para móviles y tabletas, Clash of Clans y Hay Day. Su éxito podría deberse a que los juegos son tan populares en Finlandia como en los Estados Unidos, pero los jugadores en Finlandia juegan más en sus dispositivos móviles. Además, no está de más que Finlandia tenga la mayor proporción de personas empleadas en tecnología del mundo.

4. Langosta Roja

Qué los distingue: Red Lobster sigue siendo uno de los únicos y definitivamente el mayor restaurante estadounidense de comida informal dedicado a los mariscos. También: Galletas Cheddar. El restaurante siempre sirve una canasta de estas galletas de queso con ajo mientras espera su marisco, y han desarrollado un gran número de seguidores.

Qué salió mal: El problema no es solo con Red Lobster: muchas cadenas de restaurantes sentados parecen estar haciéndolo mal últimamente. Ruby Tuesday anunció recientemente que cerrará 30 de sus restaurantes. Si bien la mayoría de estas empresas atribuyen las malas ventas a la mala economía, el problema también radica en el hecho de que la economía ha dado lugar a una variedad de nuevos y diferentes establecimientos de comidas rápidas informales. Muchos de estos lugares tampoco requieren servicio de camareros. Restaurantes como Panera Bread y Smashburger, por ejemplo, ofrecen los mismos precios de comida sin tener que dar propina a alguien por traerla a tu mesa.

Dónde están ahora: Red Lobster tiene más problemas en términos de establecimientos de comida rápida informal. En diciembre, la empresa matriz Darden Restaurants anunció que tenía intenciones de vender Red Lobster o convertirla en su propia empresa. Sin embargo, Starboard, un gran inversor en Darden Restaurants, anunció que sienten que la decisión de la compañía de vender o escindir Red Lobster no fue una buena idea. Escribieron una carta a Darden instándolos a considerar otras opciones, como mejorar las operaciones y reducir los costos de la empresa en todo el país. "Creemos que una separación de Red Lobster como se concibe actualmente podría destruir un valor sustancial", escribió el miembro gerente de Starboard, Jeffrey Smith, en la carta.

¿Quién lo está haciendo bien? Chili's. Si bien a esta compañía no necesariamente le está yendo bien, recientemente agregaron un servicio de entrega para ayudar a impulsar las ventas. Sin embargo, su método de entrega es un enfoque novedoso y arriesgado. Solo ofrecen entrega para pedidos superiores a $ 125 y les piden a los empleados que usen sus propios autos para la entrega para reducir costos.

5. BlackBerry

Qué los distingue: No fue llamado "Crackberry" en 2007 por nada. Justo antes de que se anunciara el iPhone, los teléfonos BlackBerry eran los dispositivos móviles más populares del mercado. Realmente dominaron en el factor "cool", con cada celebridad poseyendo uno.

Qué salió mal: Aparecieron dos nuevos teléfonos: iPhones y Droids, una línea popular de teléfonos que ayudó a popularizar el sistema operativo Android de Google. Estos revolucionarios teléfonos inteligentes con pantalla táctil convirtieron al Blackberry en un dispositivo obsoleto y anticuado. BlackBerry pensó que su teléfono con teclado seguiría atrayendo a más personas profesionales y orientadas a los negocios, pero se equivocaron. La mayoría de las personas, independientemente de si usaban su teléfono por negocios o por placer, cambiaron al iPhone o los teléfonos inteligentes operados por Android y BlackBerry perdió su impulso.

Dónde están ahora: En enero de 2013, BlackBerry lanzó su último dispositivo: un teléfono inteligente con pantalla táctil. Incluso con aplicaciones integradas populares, el producto no despegó. Sus ventas se han derrumbado, y en septiembre de 2013, la compañía anunció previamente las ganancias del segundo trimestre, informando que habían perdido las estimaciones en casi un 50 por ciento. También anunciaron que recortarían a 4.500 trabajadores y saldrían del negocio de consumo, lo que generó rumores de que se fusionarían o venderían la empresa. Informes recientes sugirieron que el Departamento de Defensa le había ofrecido a BlackBerry algunas buenas noticias muy necesarias, sin embargo, con planes para comprar 80,000 de los dispositivos de la compañía, aunque el Departamento de Defensa negó más tarde que se hubieran realizado nuevos pedidos y que la confusión hubiera sido por una anterior. orden existente.

¿Quién lo está haciendo bien? Samsung. Los creadores del popular teléfono inteligente Galaxy se han elevado a la cima del juego móvil, debido a la simplicidad de su teléfono. En octubre de 2013, Samsung superó a Apple como la empresa de teléfonos inteligentes más rentable en el Índice Global de Simplicidad de Marca 2013. El índice mide la facilidad que tienen los consumidores con diferentes marcas, basándose en la simplicidad o complejidad de sus “productos, servicios, interacciones y comunicaciones en relación con sus pares de la industria ".

Qué los distingue: Este es bastante obvio: baloncesto femenino profesional. La Asociación Nacional de Baloncesto Femenino fue fundada en 1996, compuesta por 12 equipos diseñados para ser un contrapunto a la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA).

Qué salió mal: Desafortunadamente, el público no está tan interesado en el baloncesto femenino profesional. La liga, que alguna vez tuvo hasta 16 equipos, se ha reducido a 12. La asistencia a los juegos también ha sido horrible, con un promedio de asistencia por juego en la temporada regular de solo 7,457 en 2012, en comparación con las 18,000 de la NBA. En 2013, la tasa de asistencia mejoró en un tres por ciento.

Dónde están ahora: David Stern, el protector de la WNBA, se retirará en febrero. Como comisionado de la NBA durante las últimas tres décadas, ha sido un firme partidario de mantener a flote la WNBA. Sin él, no está seguro cómo le irá financieramente a la asociación.

¿Quién lo está haciendo bien? La Asociación de Golf Profesional Femenino (LPGA). Fundada en 1950, la LPGA es la asociación deportiva profesional femenina más antigua. Quizás esto se deba a la mayor prevalencia y la habilidad de las golfistas para desarrollar un "estatus de celebridad".

Qué los distingue: ¿Cuántos padres han confiado en Volvo para proteger a sus preciados e inexpertos conductores adolescentes? Durante mucho tiempo se pensó en Volvo como el típico vehículo seguro y accesible, que una vez llenó los estacionamientos de la escuela secundaria.

Qué salió mal: Volvo compite con demasiadas marcas de automóviles. El fabricante sueco está en competencia directa con autos de lujo medio, como Toyota y General Motors, mientras que también se enfrenta a autos de gama alta de menor precio de Mercedes y BMW. Por tanto, la demanda de Volvo se ha resentido.

Dónde están ahora: La compañía vendió un total de 427,840 automóviles en 2013. La mayoría de las ventas se realizaron en China, lo cual es predecible, ya que ha sido propiedad de China durante los últimos tres años. Las ventas fueron mediocres en sus principales mercados: Europa y Estados Unidos.

¿Quién lo está haciendo bien? Volkswagen. Uno de los mayores problemas de Volvo parece ser su pequeña selección de opciones y tipos de automóviles. Volkswagen es propietaria de las marcas de automóviles Audi, Porsche, Skoda y Seat. Esto permite que una empresa tenga una audiencia diversa y amplia: pueden comercializar sus automóviles a personas de todos los niveles financieros. En 2013, VW entregó un récord de 9,5 millones de automóviles y vehículos comerciales, un aumento de 4,8 en las ventas.

8. Revista Martha Stewart Living

Qué los distingue: La personalidad del estilo de vida Martha Stewart es extremadamente popular, por lo que tiene sentido que su revista y su programa de televisión, que comenzaron a principios de la década de 1990, resuenen muy bien entre el público estadounidense.

Qué salió mal: Martha Stewart Living Magazine no puede vender páginas publicitarias en absoluto. Según el Media Industry Newsletter, las páginas publicitarias de la revista cayeron de 1.306 en 2008 a 766 en 2012.

Dónde está ahora: En los últimos cinco años hasta finales de 2012, los ingresos por publicaciones de Martha Stewart Living cayeron de $ 179,1 millones a $ 122,5 millones. Perdió $ 62 millones de 2012 a 2013, y sus ingresos por publicaciones se redujeron a $ 19,4 millones, de $ 27,6 millones. Han tenido que descontinuar dos de sus revistas más pequeñas: Everyday Food y Whole Living.

¿Quién lo está haciendo bien? Playboy. Dado que Martha Stewart Living Omnimedia está experimentando una gran reestructuración de una empresa de medios a una empresa de comercialización, la importante transición podría inquietar a los accionistas. El escritor del New York Times, David Carr, sugirió tomar una pista de un tipo diferente de marca importante de estilo de vida, Playboy, y hacer el cambio de ser una empresa pública a una privada.

9. Abercrombie y amp Fitch

Qué los distingue: Hace unos diez años, Abercrombie & amp Fitch estaba de moda entre preadolescentes y adolescentes. Fue fundada en 1892 en Manhattan y comenzó como una marca de artículos deportivos y de excursiones de lujo. A principios de la década de 1990, la empresa cambió de lugar para apuntar al grupo de 18 a 22 años que aspiraba a usar ropa popular de "lujo informal". Tuvieron un gran éxito y crearon tres marcas secundarias: Abercrombie Kids, Hollister y Gilly Hicks. (Un cuarto spin-off de corta duración, Ruehl No. 925, ofreció ropa de abrigo y accesorios exclusivos entre 2004 y 2010).

Qué salió mal: Abercrombie & amp Fitch no se dieron cuenta de que los valores de los adolescentes han cambiado desde los años 90 hasta la actualidad. En lugar de querer encajar en el molde, Ashley Lutz de Business Insider dice que los adolescentes de hoy quieren ser únicos y no parecerse a todos los demás. Además, en la economía actual, muchos padres estadounidenses consideran que la ropa de Abercrombie & amp Fitch es demasiado cara. Y, después de todo, a menudo son ellos los que pagan la factura en este caso.

Dónde están ahora: Las acciones de la compañía han tenido un rendimiento inferior en el S & ampP 500 durante los últimos cinco años y han bajado un 30 por ciento en el último año. It also has been voted as one of "The Most Hated Companies in America" by 24/7 Wallstreet.

Who's doing it right: Urban Outfitters. While Abercrombie & Fitch and Urban Outfitters have both recently been criticized for over-characterizing their customers, Urban Outfitters offers enough diverse items to succeed. Also, Urban Outfitters gets a quarter of its revenue from e-commerce sales, far exceeding Abercrombie & Fitch's internet success.

CORRECTION: An earlier version of this story incorrectly stated that the WNBA had been downsized to six teams. It currently has 12, after having as many as 16. It also misstated the year that Abercrombie & Fitch was founded as 1893 it was the previous year.

This article has been updated to include additional information about Abercrombie and recent developments in Blackberry's relationship with DOD.


Motivo del bloqueo: El acceso desde su área se ha limitado temporalmente por razones de seguridad.
Tiempo: Sun, 23 May 2021 1:34:15 GMT

Sobre Wordfence

Wordfence es un complemento de seguridad instalado en más de 3 millones de sitios de WordPress. El propietario de este sitio utiliza Wordfence para administrar el acceso a su sitio.

You can also read the documentation to learn about Wordfence's blocking tools, or visit wordfence.com to learn more about Wordfence.

Generated by Wordfence at Sun, 23 May 2021 1:34:15 GMT.
Your computer's time: .


Workers at Olive Garden, related chains to get pay raise, bonus

(AP) - The company that runs the Olive Garden chain is raising pay for its workers and handing out one-time bonuses, a sign of optimism from the kind of casual sit-down restaurant that has been devastated by the pandemic.

Darden Restaurants said Thursday that every hourly restaurant worker will earn at least $10 per hour including tips as of Monday. That will rise to $11 per hour in 2022 and $12 per hour in 2023.

Darden, which also runs LongHorn Steakhouse, Cheddar’s Scratch Kitchen and other chains, said it will spend an additional $17 million one-time bonuses for its nearly 90,000 hourly employees. Workers will receive between $100 and $300 depending on how many hours they work each week.

The company on Thursday reported a surprisingly strong quarter and the pay hikes signal both confidence about an economic recovery and potentially increased competition for workers as the U.S. emerges from the pandemic.

A year ago this month, Darden closed all of its dining rooms. Casual dining chains were especially hard hit because unlike pizza places or fast foot chains, they had neither drive up windows nor well-established delivery service to offset the loss of business due to pandemic restrictions.

At one point, same-store sales at Darden, a key reading in retail for the health of a company, plunged 75%.

About 99% of Darden’s dining rooms have since re-opened with at least partial capacity. The rapid vaccine rollout and stimulus checks are fueling sales this year. For the week ending March 21, same-store sales for the Orlando, Florida, company rose 5% compared with the same period in 2019.

About a third of Darden’s sales still come from carryout orders, but the company expects that to shift back to the dining room as more people are vaccinated and the economy recovers.

“It’s getting to a point where, you know, I think we’re cautiously optimistic and excited about what’s going to transpire here over the next few months, maybe few years,” said CEO Eugene Lee during a call with industry analysts Thursday.

In the fiscal third quarter, which ended Feb. 28, Darden’s sales fell 26% to $1.73 billion, better than the $1.6 billion Wall Street had expected, according to FactSet.

The company’s net income fell 44% to $128.7 million, or 98 cents per share. That easily beat the 70 cents analysts had forecast.

Darden shares jumped almost 5% Thursday, the largest percentage gainer on the S&P 500, and it led the entire consumer discretionary sector higher.

Darden said its average hourly worker already makes $17 per hour. But some currently make the federal minimum wage of $7.25 per hour, so the raise will ensure that all workers make at least $10 per hour.

“Continuing to attract and retain the best talent in the industry will be critical to our success,” Lee said in a letter to employees.


Free breadsticks and reasons for hope at Olive Garden

FILE - This June 27, 2016 file photo shows an Olive Garden restaurant in Methuen, Mass. Darden Restaurants says every hourly employee will earn at least $10 per hour including tips starting March 29, 2021. That will rise to $12 per hour in 2023. Orlando, Florida-based Darden, which also owns LongHorn Steakhouse, Cheddars Scratch Kitchen and others, is also giving one-time bonuses of up to $300 to nearly 90,000 hourly employees. (AP Photo/Elise Amendola, File)

The company that runs the Olive Garden chain is raising pay for its workers and handing out one-time bonuses, a sign of optimism from the kind of casual sit-down restaurant that has been devastated by the pandemic.

Darden Restaurants said Thursday that every hourly restaurant worker will earn at least $10 per hour including tips as of Monday. That will rise to $11 per hour in 2022 and $12 per hour in 2023.

Darden, which also runs LongHorn Steakhouse, Cheddar’s Scratch Kitchen and other chains, said it will spend an additional $17 million one-time bonuses for its nearly 90,000 hourly employees. Workers will receive between $100 and $300 depending on how many hours they work each week.

The company on Thursday reported a surprisingly strong quarter and the pay hikes signal both confidence about an economic recovery and potentially increased competition for workers as the U.S. emerges from the pandemic.

A year ago this month, Darden closed all of its dining rooms. Casual dining chains were especially hard hit because unlike pizza places or fast foot chains, they had neither drive up windows nor well-established delivery service to offset the loss of business due to pandemic restrictions.

At one point, same-store sales at Darden, a key reading in retail for the health of a company, plunged 75%.

About 99% of Darden's dining rooms have since re-opened with at least partial capacity. The rapid vaccine rollout and stimulus checks are fueling sales this year. For the week ending March 21, same-store sales for the Orlando, Florida, company rose 5% compared with the same period in 2019.

About a third of Darden's sales still come from carryout orders, but the company expects that to shift back to the dining room as more people are vaccinated and the economy recovers.

“It’s getting to a point where, you know, I think we’re cautiously optimistic and excited about what’s going to transpire here over the next few months, maybe few years,” said CEO Eugene Lee during a call with industry analysts Thursday.

In the fiscal third quarter, which ended Feb. 28, Darden’s sales fell 26% to $1.73 billion, better than the $1.6 billion Wall Street had expected, according to FactSet.

The company’s net income fell 44% to $128.7 million, or 98 cents per share. That easily beat the 70 cents analysts had forecast.

Darden shares jumped almost 5% Thursday, the largest percentage gainer on the S&P 500, and it led the entire consumer discretionary sector higher.

Darden said its average hourly worker already makes $17 per hour. But some currently make the federal minimum wage of $7.25 per hour, so the raise will ensure that all workers make at least $10 per hour.

“Continuing to attract and retain the best talent in the industry will be critical to our success,” Lee said in a letter to employees.

Copyright 2021 The Associated Press. Reservados todos los derechos. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed without permission.


Restaurants Across the Country Struggle to Respond to Coronavirus

Cancellations, closings and a thinning out of tables may be just the beginning for a business based on social contact.

Restaurants across America are scrambling to respond to fast-moving developments as the coronavirus spreads.

In New York State, bars and restaurants learned Thursday that they would have to cut the number of customers they serve by half starting Friday, to provide more room between tables, under an order from Gov. Andrew M. Cuomo. Tom Douglas, one of Seattle’s most prolific restaurateurs, announced Wednesday that he would close 12 of his 13 restaurants for at least two months after the virus had wiped out up to 90 percent of his traffic.

According to figures from Resy, a national reservation platform for high-end restaurants, business on Wednesday night was down by 20 percent across the United States from a year ago, by 30 percent in New York City and by as much as 60 percent in Seattle. New York’s cancellation rate was 45 percent higher than normal.

“We are in crisis mode,” said Rocky Cirino, managing director of Altamarea Group, which has 10 restaurants, five in New York and the others in New Jersey, Washington, Dubai and Istanbul. “Drastic layoffs may be inevitable. Restaurants are a voluntary gathering place for meetings, for celebrations, for general revelry, for shared sustenance. None of those things will be happening.”

Even in cities like Atlanta, where the number of reported coronavirus cases is relatively low, the pandemic has restaurant owners struggling to keep up with canceled reservations and public fears.

“Like everyone, we are getting prepared for the very worst,” said Steven Satterfield, the chef and an owner of Miller Union, which is formulating a plan to reduce the number of tables to create more space around them in what is becoming known as “social distancing,” and to bring takeout food out to customers’ cars.

Across the country, restaurants are stepping up efforts to streamline operations, designing menu items that can be more easily delivered and doubling down on cleaning, all with an eye on revenues that are shrinking faster than ice cream in July.

“Every few hours, someone walks into the restaurant and says, ‘Did you hear this closed?’ ” said Mark Canlis, an owner of Canlis, a well-regarded Seattle fine-dining restaurant where business was down by half last week compared with last year at this time, and has continued to fall.

No restaurant community has felt the crisis more acutely so far than Seattle’s. Washington State has the country’s highest number of reported coronavirus cases and deaths, concentrated largely in the Seattle area.

“I feel like we’ve been one headline away from closing down,” Mr. Canlis said.

To fight back, he said the restaurant would reinvent itself starting Monday. Instead of multicourse dinners, Canlis will serve bagels from an outdoor stand at breakfast and hamburgers for lunch. The hamburgers will be available for drive-through pickup. In the evening, the restaurant will offer home delivery of prepared meals.

In New York and other cities, Chinese restaurants are suffering disproportionately, and restaurant operators say they face race-based fear. “Because we’re Malaysian and it’s not, like, blatantly Chinese, that kind of saved our butts a little bit,” said Moonlynn Tsai, an owner of Kopitiam on the Lower East Side, not far from New York’s Chinatown.

“It’s so sad,” she said. “These are the restaurants that have been there for decades.”

Most unnerving, many restaurant owners and chefs interviewed Thursday said, is the speed with which the downturn came and the uncertainty over when it might end.

“With the volatility in the stock market, extreme germophobia and basically no one traveling, we have to hunker down and prepare for an 80 percent decline in business,” said Alex Stupak, the chef and an owner of the Empellón restaurants in New York.

Just a day before Governor Cuomo ordered all venues that seat 500 people or fewer to operate at half capacity, Mayor Bill de Blasio urged New Yorkers to continue to eat at restaurants, and emphasized that the virus isn’t transmitted through food and drinks.

What to Cook This Weekend

Sam Sifton has menu suggestions for the weekend. There are thousands of ideas for what to cook waiting for you on New York Times Cooking.

    • Gabrielle Hamilton’s ranchero sauce is great for huevos rancheros, or poach shrimp or cubed swordfish in it.
    • If you’re planning to grill, consider grilled chicken skewers with tarragon and yogurt. Also this grilled eggplant salad.
    • Or how about a simple hot-dog party, with toppings and condiments galore?
    • These are good days to make a simple strawberry tart, the blueberry cobbler from Chez Panisse, or apricot bread pudding.
    • If you have some morels, try this shockingly good pan-roasted chicken in cream sauce from the chef Angie Mar.

    “It’s complicated messaging,” said Mitchell Davis, the chief strategy officer of the James Beard Foundation, which announced Thursday that it was postponing its annual suite of spring culinary awards events in New York and Chicago until the summer. The organization has also canceled some upcoming events at the James Beard House in Manhattan, and is working on a set of health and safety protocols to distribute to restaurants.

    “The biggest challenge we feel is how to be supportive of the industry, which is facing very real challenges, but be responsible when we are saying to people, ‘Go eat at restaurants,’ ” he said.

    Without any clear guidelines and guest counts sliding each day, restaurants both big and small are trying to do what they can. Many are sending customers newsletters suggesting delivery or takeout options and emails about sanitation measures. Buffets are being replaced with à la carte items line cooks are using more utensils and gloved hands to finish dishes and communal silverware containers are being shelved. Booths and tables are being thoroughly wiped down between guests.

    At Automatic Seafood and Oysters in Alabama, one of the few states that hasn’t had a verified coronavirus case, walk-in traffic has slowed, although reservations have not. But the staff is trying to prepare for what’s coming, and do what they can to protect public health.

    “We are wiping down the telephones, the computer keyboards, the bathroom door handles — anything staff would touch in the back we are now very O.C.D. about,” said Suzanne Humphries, who owns the Birmingham restaurant with her husband, the chef Adam Evans. “We’re thinking of our guests, of course, but thinking of what changes we can do to protect everyone internally.”

    That might even mean taking the temperature of every staff member before a shift starts. “It’s scary to think about, but we have to think outside the box,” Mr. Evans said.

    Many hope the removal of tables and bar stools in the name of social distancing will make dining out an attractive option despite the pandemic.

    At Plumed Horse, a Michelin-starred restaurant in Saratoga, Calif., that is a favorite among the Silicon Valley executives at Apple and Google, half the tables have been removed to allow at least six feet between them. The restaurant now has only 20 tables, said Joshua Weeks, a co-owner. When corporations began banning travel last week, he saw 1,100 cancellations in 72 hours. That number has leveled off, he said.

    There is also the question of how much and what to tell customers. Some restaurants are sending email blasts, like one from Bocca di Bacco in New York that assured diners that it is sanitizing its three restaurants frequently, and urging both customers and employees who feel ill to stay home.

    Melany Robinson, owner of the Sprouthouse public relations agency, had fielded so many panicked calls from many of the 55 hospitality clients she represents that she put together a template outlining sanitation and cleanliness standards and sick policies for them to send out.

    “People were asking me what to say when the elderly customer calls up and says we want to go out to dinner tonight but we have some questions,” she said.

    Fewer customers also means less work, and restaurants are having to cut hours and lay people off.

    On Thursday in Juneau, Alaska, Beau Schooler, the chef and owner of In Bocca Al Lupo was processing the news that several major cruise companies would suspend operations for the next two months.

    Alaska’s capital city, population 32,000, isn’t accessible by roads, and the economy depends on cruise ships. On a busy day at the docks, 20,000 tourists might arrive. Like business owners in many small towns along the cruise route in Alaska’s panhandle, Mr. Schooler depends on the summer rush to float the winter season. It allows him to keep his staff year-round and to stay open for locals in the wintertime.

    Major companies like Darden Restaurants, which operates chains including the Olive Garden and Longhorn Steakhouse, have announced they would offer up to seven paid sick days to hourly workers, but smaller restaurants can’t necessarily afford to.

    Natalie Freihon, the managing partner of Silkstone Hospitality, reported a 40 percent drop in business from last year at the Fat Radish in New York’s Chinatown and a 30 percent drop in dinner business at the Orchard Townhouse in Chelsea. She is paying sick leave to workers, but has had to negotiate with landlords at both restaurants to defer April rent and pay in weekly installments to help her cash flow. She has also negotiated with her loan brokers to buy some time.

    “We really need people to spend money,” she said. “Even if they just go on our websites and buy gift cards. Any revenue will help us during this time.”

    The chef Hugh Acheson, who has restaurants in Atlanta and Athens, Ga., said he is worried about meeting payroll for the next two weeks. Even if business picks up, the damage could be long-lasting. “Who knows when we’ll be back to full throttle? And full throttle in this business is low at best,” he said. “We don’t have the cushion other businesses do.”

    At Commander’s Palace in New Orleans, most of the cancellations have been for private parties with large groups, but Ti Martin, whose family started the restaurant, sees more coming.

    “This feels like the beginning of a real, real long wait for a hurricane,” she said. “We’re just not going to lose power. When we get into stuff like this, I call it entrepreneurial terror.”

    Reporting was contributed by Amelia Nierenberg, Tejal Rao, Brett Anderson and Julia O’Malley.



Comentarios:

  1. Nechtan

    Amar ...

  2. Kigajora

    En mi opinión, esto no es lógico

  3. Ezra

    Por supuesto, me disculpo por el oftópico. TS, ¿su recurso no está en el blogun? Si estás allí, intentaré buscarte allí. Me gustó el sitio. Si en el tema, entonces me entiendes.



Escribe un mensaje