Nuevas recetas

Jim Beam Bourbon demandado por reclamos "hechos a mano"

Jim Beam Bourbon demandado por reclamos

Jim Beam enfrenta una posible demanda colectiva por etiquetas que indican que el whisky es hecho a mano.

Jim Beam ha calificado la demanda como "frívola".

La compañía de bourbon de Kentucky, Jim Beam, ha sido golpeada con una demanda de $ 5 millones por la afirmación del fabricante de whisky de que el producto está "hecho a mano", informa el Lexington Herald Leader.

Se han presentado demandas similares contra Maker’s Mark, Tito’s Handmade Vodka y Templeton Rye, por nombrar algunos. El bufete de abogados que representa la demanda contra Maker’s Mark también es responsable del nuevo caso contra Jim Beam, señala el Herald Leader.

En el caso de Jim Beam, que apunta a su whisky White Label, el demandante Scott Welk alega que el bourbon no está hecho a mano por "artesanos calificados", como afirma la empresa.

La demanda dice:

“Tal conducta de los acusados ​​es 'injusta' porque ofende las políticas públicas establecidas y / o es inmoral, poco ético, opresivo, sin escrúpulos y / o sustancialmente perjudicial para los consumidores, ya que se les hace creer a los consumidores que el bourbon Jim Beam es de calidad y mano de obra superiores en virtud de que está 'hecho a mano', cuando en realidad no lo es ".

En respuesta, el propietario de la marca Beam Suntory, Inc., una subsidiaria de Suntory Holdings, calificó la afirmación de "frívola".


Para Jim Beam, Puff es suficiente y no se requiere puerto seguro


Un juez federal de California desestimó una demanda colectiva contra Jim Beam el 21 de agosto de 2015. La demanda:Welk contra Beam Suntory Import Co.—Preocupado si el uso que hace Beam del término "hecho a mano" en sus etiquetas de Bourbon es engañoso para los consumidores. El tribunal sostiene que es no engañoso, y la desestimación del caso marca otra victoria para Beam en una serie de demandas por fraude al consumidor que se han presentado en su contra (así como en una serie de otros productores de alcohol) desde 2014. Beam también lo hizo muy bien en este caso similar, en relación con Maker & # 8217s Mark.

Welk comenzó en febrero de 2015, cuando el demandante Scott Welk presentó una demanda colectiva alegando que el uso de Beam del término "hecho a mano" en sus etiquetas de Bourbon era engañoso. Según Welk, "hecho a mano" significa "creado por un proceso manual en lugar de por una máquina". Welk argumentó que el proceso "mecanizado" y "automatizado" que Beam utiliza para hacer su Bourbon no podría caracterizarse justamente como "hecho a mano".

En su defensa, Beam afirmó que la aprobación federal de TTB de su etiqueta le proporcionó un puerto seguro que lo aisló de las reclamaciones de fraude al consumidor relacionadas con la etiqueta. Beam también argumentó que los consumidores razonables en realidad no son engañados por el término "hecho a mano" porque es simplemente una infusión en la que los consumidores no confían cuando toman su decisión de compra.

La etiqueta lateral, en los últimos años, dice RECETA FAMILIAR # 8211 HANDCRAFTED & # 8211 como arriba. Por lo que vale, tenga en cuenta que Beam parece haber comenzado a usar este lenguaje alrededor de 2011. No aparece, por ejemplo, en esta aprobación de 2007.

En una opinión breve y directa (menos de 8 páginas), el juez Larry Alan Burns del Tribunal de Distrito Federal para el Distrito Sur de California se puso del lado de Beam, sosteniendo que el término "hecho a mano" es "'generalizado, vago, y sin especificar 'y, por lo tanto, inaccesible como' simple fanfarronería '”. Debido a que“ hecho a mano ”es simplemente fanfarrón, el uso del término por parte de Beam en su etiqueta borbónica no viola las leyes de California sobre publicidad engañosa o competencia desleal, y no equivale a una tergiversación intencional.

Curiosamente, el tribunal sostuvo por separado que la doctrina de puerto seguro no no Aísle aquí a Beam del reclamo de etiquetado de fraude al consumidor. El juez Burns declaró que “los TTB [COLA] no revelan si TTB investigó y aprobó específicamente la veracidad del uso de Beam del reclamo en cuestión. En este caso y en algunos otros, los tribunales reflexionan sobre lo que hizo TTB y no lo hizo, pero no parece que lo investigue.

Desestimando todos los reclamos del demandante con prejuicio, el juez Burns finalizó su opinión audazmente, afirmando que "ninguna enmienda [a la queja del demandante] curaría la alegación [del demandante] de que el uso de Beam del término" hecho a mano "es engañoso".

Los tribunales de distrito federales que adjudican este tipo de disputas de etiquetas se han dividido sobre si la aprobación de la etiqueta TTB brinda a los productores de alcohol un puerto seguro frente a los litigios, y si términos como "hecho a mano" y "hecho a mano" son infundaciones no procesables.

Las conclusiones del juez Burns de que la doctrina de puerto seguro no se aplica y de que el término "hecho a mano" no es procesable son consistentes con las conclusiones del juez Houston en su decisión reciente sobre el uso del término "hecho a mano" en su etiqueta por Maker’s Mark. Nowrouzi contra Maker & # 8217s Mark Distillery, Inc., 2015 WL 4523551 (S.D. Cal. 27 de julio de 2015).

Poniendo en perspectiva la decisión de la semana pasada & # 8217, ahora tenemos tres decisiones judiciales que concluyen que la aprobación de la etiqueta TTB no aislar a los productores de las declaraciones potencialmente engañosas en sus etiquetas (Welk, Nowrouzi, y Hofmann contra la Quinta Generación, Inc.(Welk, Nowrouzi, y Salters contra Beam Suntory Inc.). Solo una de estas decisiones:Hofmann- ha ido completamente en contra de la marca (Tito) hasta el punto en que el tribunal determinó que la doctrina de puerto seguro no se aplicaba, y, que el término específico en cuestión no es infundado.

La conclusión de los casos de whisky, decididos hasta ahora, parece ser que, independientemente del sistema de revisión de TTB & # 8217s, los tribunales parecen en general dispuestos a encontrar que las reclamaciones & # 8220handcrafted & # 8221 equivalen a un puffering no procesable.


Maker & # 8217s Mark prevalece en & # 8216handmade & # 8217 demanda

Se ha desestimado una demanda que afirma que Maker & # 8217s Mark ha engañado a los consumidores al afirmar que es & # 8220handmade & # 8221

El Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de Florida falló ayer (4 de mayo) a favor de la empresa matriz de la marca de bourbon, Beam Suntory, en una demanda colectiva, iniciada el año pasado.

El juez de Florida Robert L. Hinkle desestimó el caso de los demandantes Dimitric Salters y A.G. Waseemn “con prejuicio”, poniendo así fin al caso.

La demanda alegaba que la marca había engañado a los consumidores al promocionarse falsamente como "hecho a mano".

"Hemos afirmado todo el tiempo que las quejas en este caso eran frívolas y sin mérito, y estamos muy contentos de que el tribunal haya estado de acuerdo con nuestra posición de manera tan enfática", dijo Rob Samuels, director de operaciones de Maker's Mark.

Varias otras marcas de bebidas espirituosas se han enfrentado a demandas colectivas de consumidores que cuestionan su estatus de “artesanía” en los últimos meses.

A principios de este año, un juez de California bloqueó temporalmente una demanda iniciada contra Tito’s Handmade Vodka debido a una "falla técnica".

Mientras tanto, Jim Beam atacó una demanda colectiva alegando que se anuncia falsamente como "hecho a mano", afirmando que la comprensión de los críticos de la palabra "desafía el sentido común".

Sobre la reciente acción sobre Maker's Mark, Kent Rose, vicepresidente senior y consejero general de Beam Suntory, dijo: “Este fallo es una muy buena noticia y debería enviar un mensaje contundente a aquellos que buscarían sacar provecho de similares infundados e irresponsables litigio."


¿Qué es el whisky artesanal, de todos modos?

El mes pasado, Jim Beam ganó la última de una serie de demandas relacionadas con el derecho a usar la palabra "hecho a mano" para describir su whisky en las etiquetas. Es difícil encontrar a alguien en la industria que no descarte la demanda por frívola, pero la controversia sobre la palabra, y lo que significa en el mundo del whisky, sigue siendo un tema candente.

"Hacer whisky es una industria que requiere máquinas", dice Jamie Boudreau, propietario del bar Canon de Seattle, que se centra en el whisky (ganador de la "Selección de las mejores bebidas espirituosas del mundo" en Tales of the Cocktail en 2015). Descarta la palabra por carecer de sentido y describe los métodos artesanales como ineficientes e inconsistentes. Fred Minnick, autor de & # 8220Bourbon Curious: A Simple Tasting Guide for the Savvy Drinker, & # 8221 adopta una postura más equilibrada: “El Bourbon requiere un cierto nivel de participación de las manos y un cierto nivel de participación de la máquina, no hay forma de evitarlo . " Pero está de acuerdo con Boudreau en que "hecho a mano" no tiene una definición: "Es un término desechable que no agrega nada al bourbon".

A solo unas millas del bar de Boudreau, Nathan Kaiser de 2bar Spirits destila un whisky que él considera, y etiqueta como, hecho a mano. Aún así, mirando alrededor del almacén de Seattle donde los granos locales se someten a todo el proceso de elaboración del whisky bajo un mismo techo, no hay escasez de máquinas.

Kaiser sostiene que sus destilerías y otras similares pueden considerar un producto hecho a mano "si un humano toca el proceso entre el grano y la botella". Describe comprobar la molienda de su grano a mano entre moliendas, y muestra la paleta utilizada, hasta hace poco, para remover el puré con fuerza humana. Los procesos se pueden automatizar, dice, pero en 2bar, él y su equipo hacen cada gota y usan sus propios sentidos en cada paso, y esa, para él, es la diferencia.

Aún así, Kaiser se pone del lado de Jim Beam cuando se trata de la demanda en sí. "No existe una definición federal [de la palabra]", dice, y prefiere dejar que los clientes decidan por sí mismos. "Los consumidores son lo suficientemente inteligentes, lo descubrirán". Ese sentimiento se hace eco del fallo del juez Larry Alan Burns de que "el uso de 'hecho a mano' en la botella de bourbon de Jim Beam no engañaría a un consumidor razonable".

Kaiser confía en que cuando los bebedores de whisky prueben su producto, encontrarán el carácter que él cree que imparte la artesanía. La artesanía proporciona carácter, dice. "Sabemos lo que está pasando por el olor del alambique". Para él, cuando sus botellas de whisky dicen "hecho a mano", "dice autenticidad".

Los consumidores están de acuerdo con Kaiser, y con la gente de marketing de Beam que agregó "hecho a mano" a la etiqueta, ya que una encuesta reciente de Harris descubrió que el 59% de todos los adultos piensan que el descriptor "hecho a mano" o "hecho a mano" significaba algo o fuertemente que un producto era de alta calidad.

Pero, para un experto en bourbon como Minnick, etiquetar una botella como "hecha a mano" es extraño, desagradable y abre la industria a demandas como ésta. "Son vulnerables porque usan un lenguaje que no está regulado". Él aconseja que todas las destilerías limpien el lenguaje en sus etiquetas, diciendo que las frases más significativas que puede ver en una botella de bourbon serían "Embotellado en bond" y "whisky bourbon puro". La etiqueta de sus sueños también incluiría una factura de puré, de dónde provienen los granos, de qué tipo de madera se usaron los barriles, cuántos barriles se usaron en el embotellado, el método de filtración y la prueba de entrada del barril. Estos detalles, dice, ayudarán al consumidor a determinar si el licor es lo que quiere beber. Boudreau también expresa su deseo de ver más información y menos marketing en las botellas, deseando que digan la verdadera destilería que hizo el producto original y donde se realizó el envejecimiento.

"Es una pelea competitiva", dice Minnick, reconociendo que las empresas usan la terminología para llamar la atención, "pero la verdad siempre estará en su sabor". Y aquí, Kaiser está totalmente de acuerdo, diciendo que parte de lo que hace que su bourbon sea "artesanal" es que prueban cada barril y lo revisan nuevamente cuando embotellan. "Podrías probar con máquinas", dice, "pero ¿qué divertido es eso?"


Jim Beam, sujeto de la última demanda de whisky engañoso

En el último ejemplo de una demanda dirigida a prácticas de marketing y etiquetado supuestamente engañosas en la industria del whisky estadounidense, Scott Welk presentó una demanda en California contra Jim Beam. Representado por Kazerouni Law Group y Hyde & amp Swigert, Welk alega que la afirmación de que Jim Beam es & # 8220handcrafted & # 8221 es falsa porque el whisky se elabora mediante procedimientos en gran parte automatizados.

El año pasado se presentó una demanda similar contra Maker & # 8217s Mark, alegando también que la afirmación & # 8220handcrafted & # 8221, entre otras, hecha por la compañía en su etiqueta era falsa debido a la automatización en el proceso de producción. Jim Beam y Maker & # 8217s Mark son propiedad de Beam Suntory, y las demandas de Beam y Maker & # 8217s Mark fueron presentadas en California por Kazerouni y Hyde & amp Swigert.

Más allá de las dos demandas de California dirigidas a marcas dentro de la misma empresa matriz y perseguidas por los mismos abogados, se han presentado demandas similares contra Templeton Rye, un embotellador de whisky controvertido que a menudo es el centro de quejas engañosas de whisky, y el embotellador de whisky Angel & # 8217s Envy.

5 comentarios

¿A quién le importa? es sólo una compañía de bebidas alcohólicas que no producen medicinas o alimentos, es veneno, así que qué diferencia lo que dice el labe.

Sí, pero están afirmando falsamente que están haciendo veneno * hecho a mano *.

Si cualquier paso sustancial para la fabricación de Jim Beam, como elegir, muestrear y probar los barriles que van en cada lote, por ejemplo, puede describirse razonablemente como & # 8220hecho a mano & # 8221, todo puede ser hecho a mano.

O eso parece en los EE. UU. De todos modos. Si REALMENTE quiere quejarse de este tipo de cosas, ¿puedo sugerirle que lleve sus quejas a automóviles de $ 20,000 y televisores de $ 1,000 y artilugios electrónicos, en lugar de desperdiciarlos en botellas de bourbon de $ 18?

Entonces, ¿significa esto que podemos demandar a todos los abogados del país? Todos afirman estar trabajando en el sistema judicial.

Si no es hecho a mano, no debería permitirse decir hecho a mano, ¡punto! Los destiladores deberían eliminar esa tontería. Lo que está dentro de la botella realmente no importa el exterior & # 8230

Deja una respuesta Cancelar respuesta

Síguenos:

Mensajes recientes

Nuevo lote de Col. E.H. Taylor Warehouse C Bourbon llegará el próximo mes

Después de una década de funcionamiento, la destilería Watershed Distillery nombra director de destilería

Laws Whisky House lanza la tercera edición anual de whisky de trigo en condiciones de servidumbre

Orphan Barrel lanza un bourbon de Tennessee de 16 años, comisariado por Nicole Austin

Reseña de Lost Lantern Balcones Bourbon (Barril único # 8)

Still Austin lanza el whisky Cask Strength

The Dubliner colabora con Irish Brewery en una nueva serie

Búsqueda de Google

Acerca de nuestro sistema de clasificación

Whisky Reviewer utiliza un sistema de clasificación basado en letras, en lugar del sistema de clasificación numérico de 100 grados. Haga clic aquí para saber por qué.

Los siguientes indicadores deben tomarse solo como una guía y no como un conjunto de reglas estrictas y rápidas. Algunos whiskies "premium" son realmente terribles, mientras que algunos productos del mercado masivo son lo suficientemente buenos como para verterlos en un decantador y servir al duque de Edimburgo.

A +: Una obra maestra y uno de los diez mejores whiskies de su tipo. Por encima de cinco estrellas.
A: Una botella de whisky excepcional, pero sin ese algo especial que la convierte en una verdadera obra maestra. Cinco estrellas.
A-: Una fina botella de whisky, que representa el extremo superior de la gama premium convencional.
B +: Muy buenas cosas. Cuatro estrellas.
B y B-: Bueno y por encima de la media. Los mejores whiskies del mercado masivo encajan en esta categoría, al igual que la mayor parte de las marcas premium. A B- son tres estrellas.
C + a C-: Whisky medio. A C- son dos estrellas.
D + a D-: Whisky por debajo del promedio. Una D es una estrella y una D, la mitad de una estrella.
F: Cero estrellas. Matarratas.


Maker & # 8217s Mark gana la segunda demanda de reclamos engañosos

El juez John A. Huston desestimó esta semana una demanda de California que alega que Maker & # 8217s Mark engañó a los consumidores al afirmar que su bourbon está & # 8220 hecho a mano, violando así la Ley de publicidad falsa y competencia desleal de California. Huston indicó que ninguna persona razonable interpretaría & # 8220handmade & # 8221 en el sentido literal de la mano ni [& # 8230] entendería que el término significa que no se utilizó ningún equipo o proceso automatizado para fabricar el whisky ".

El juez también agregó que & # 8220 los demandantes no pueden argumentar de manera plausible que el acusado tiene la intención de engañar a los consumidores sobre la naturaleza de sus procesos cuando su etiqueta describe claramente el proceso y dirige a los consumidores a su sitio web ".

Una demanda similar contra Maker & # 8217s Mark fue desestimada en Florida en mayo. En ese caso, el juez gobernante escribió de manera similar a Huston, afirmando que ningún consumidor razonable podría pensar que cientos de miles de botellas fueron fabricadas, empaquetadas y distribuidas enteramente por el esfuerzo humano.

Las dos demandas contra Maker & # 8217s Mark fueron parte de una ola de acciones judiciales dirigidas a las compañías de whisky, a raíz de Bestia diaria artículo sobre marketing engañoso de embotelladores de whisky que se volvió viral el verano pasado. El tema principal de ese artículo, el embotellador de Iowa Templeton Rye, fue blanco de al menos tres demandas y recientemente llegó a un acuerdo extrajudicial. La campaña legal luego se descarrió y se dirigió a empresas como Maker & # 8217s Mark y Jim Beam.


MillerCoors demandado por afirmar que Blue Moon es una cerveza artesanal

Blue Moon, una dulce cerveza belga de trigo, que se ha convertido en una de las mejores cervezas del país, es elaborada por MillerCoors.

Pero mucha gente todavía piensa que es una cerveza "artesanal".

Ahora, un hombre de California está tomando el asunto en sus propias manos, presentando una demanda colectiva contra MillerCoors acusando al gigante de la cerveza de engañar a los clientes al comercializar Blue Moon como una cerveza artesanal.

MillerCoors tiene ocho cervecerías importantes de EE. UU. Y produce 76 millones de barriles de cerveza al año. Ninguna de sus marcas cumple con los estándares para una cervecería artesanal establecidos por The Brewers Association, que dice que las cervecerías artesanales pueden producir hasta seis millones de barriles de cerveza cada año.

De acuerdo con documentos judiciales presentados en el Tribunal Superior de California en San Diego, Evan Parents, quien presentó la demanda, afirma que MillerCoors ha hecho "todo lo posible para disociar la cerveza Blue Moon del nombre MillerCoors" y practica prácticas de marketing engañosas para liderar a los consumidores en pensar Blue Moon es de hecho elaborado por una institución más pequeña.

El sitio web de Blue Moon no incluye "una sola referencia a MillerCoors" y la etiqueta de la cerveza dice las palabras "ingeniosamente elaborada" que, según Parent, es una táctica utilizada por la empresa para hacer que los consumidores piensen que es una cerveza artesanal y, por lo tanto, pagarán más por el producto.

La demanda también menciona que la compañía cobra hasta un 50 por ciento más por Blue Moon de lo que cobra por otros productos.

Otras grandes marcas de bebidas alcohólicas se han enfrentado a demandas recientemente por prácticas de marketing engañosas. Este enero, un juez dictaminó que Anheuser-Busch InBev tenía que pagar a los clientes que creían que su cerveza Kirin Ichiiban era importada de Japón. En febrero, el productor de bourbon Jim Beam enfrentó una demanda de $ 5 millones por el uso de la palabra "hecho a mano" en las etiquetas de sus botellas.


Se descarta el uso de Suit Over Bourbon Maker que usa "Handmade" en los anuncios

Un juez federal de California desestimó esta semana una demanda presentada por dos consumidores contra la destilería de bourbon Maker’s Mark, quienes afirmaron que fueron engañados por la afirmación de la compañía de que sus bebidas espirituosas eran hechas a mano. Dijeron que eso era lo que los había incitado a comprar Maker's Mark en lugar de un whisky menos caro, y su demanda acusaba a la empresa de publicidad falsa, competencia desleal y tergiversación negligente e intencionada. La demanda dice que el proceso para producir el bourbon presenta "poca o ninguna supervisión, asistencia o participación humana". Ese argumento no convenció al juez de distrito de los Estados Unidos, John A. Houston. “Este tribunal determina que 'hecho a mano' no puede interpretarse razonablemente en el sentido literal de a mano”, escribió el juez Houston. El juez agregó que los demandantes "no pueden argumentar de manera plausible que el acusado tiene la intención de engañar a los consumidores sobre la naturaleza de sus procesos cuando su etiqueta describe claramente el proceso y dirige a los consumidores a su sitio web". Fue la última victoria legal de Maker’s Mark a la hora de defenderse de los reclamos de publicidad falsa. Una demanda similar fue desestimada a principios de este año en Florida. Maker's Mark, propiedad de Beam Suntory, se produce en una destilería en las afueras de Loretto, Ky.


Borbón & # 8220 Puffery & # 8221

El mes pasado, un juez desestimó una demanda colectiva contra Jim Beam Co. La demanda alegaba que el uso de Beam & # 8217 de la palabra "hecho a mano" en la etiqueta de sus bourbons engaña a los consumidores. Beam respondió que la aprobación de la etiqueta TTB los protegía de cualquier irregularidad. Beam también declaró que & # 8220handcrafted & # 8221 es simplemente inflado y ningún consumidor razonable tomaría una decisión basada en esta palabra. Lo que es & # 8217s interesante es que el juez estuvo de acuerdo en que & # 8220handcrafted & # 8221 no es engañoso sino & # 8220mere puffery & # 8221. También es interesante que la defensa & # 8220 confiamos en la TTB & # 8221 haya sido rechazada.

El marketing juega un papel importante en el mundo del bourbon. Cada marca cuenta su propia historia. No hay & # 8217s nada malo en eso, siempre y cuando sepa la verdad y no & # 8217t realice compras basadas en & # 8220puffery & # 8221. Sin embargo, cada vez es más difícil descifrar la bocanada de la verdad. A continuación se muestra una lista de algunas bolsas de bourbon comunes.

Hecho a mano & # 8211 ¿De quién son las manos y qué hicieron?

Pequeño lote & # 8211 Varios barriles de bourbon entre 1 e infinito mezclados antes de embotellar

Whisky de la frontera & # 8211 Disfruto del bourbon Bulleit y el whisky de centeno, pero su etiqueta & # 8220Frontier & # 8221 siempre me pareció graciosa. Está fabricado en Kentucky y es propiedad de un conglomerado internacional. ¿Dónde entró en juego la & # 8220frontier & # 8221?

Hecho a mano & # 8211 Ver & # 8220handcrafted & # 8221

Con sabor completo / Madurado por completo & # 8211 Puedo imaginar mentes de marketing sentadas alrededor de una etiqueta pensando & # 8220 podemos tener el nombre y la prueba & # 8221, & # 8220 ¿Qué tal en lugar de decir que nuestro bourbon sabe bien, lo decimos & # 8217s lleno de sabor & # 8221 & # 8220 Dave, eres un genio. Ahora, no tenemos una declaración de edad, pero tenemos más espacio en la etiqueta. ¡¿Qué tienes?! & # 8221

Cualquier historia sobre la historia de sus familias con la elaboración de bourbon. A menos que su apellido sea Noe, Van Winkle o Samuels.

Vintage & # 8211 Esto no es & # 8217t vino. Esta es solo una referencia general a la edad.

¿Cuál es tu bollo de bourbon favorito? También puede consultar nuestra publicación & # 8220Bourbon Buzzwords Explained & # 8221.


Abastecimiento, etiquetado y demandas: por qué el whisky estadounidense debería mejorar sus etiquetas

Cuanto más se sumerge el bebedor de licores americano medio en el whisky, más se desconoce lo que aprende. La confusión reina actualmente en gran parte del panorama, con algunos de los problemas más importantes en torno a quién destila realmente el whisky que vende una marca en particular y qué es lo que esa marca realmente revela, o no, en la etiqueta.

Abastecimiento y amp MGP

Muchas de las marcas "artesanales" de hoy en día están comprando su whisky a grandes productores y vendiéndolo con su propio nombre. Esta práctica se conoce como "abastecimiento". Estas marcas no están destilando sus propias cosas y pueden o no ser responsables de su envejecimiento en su propia propiedad. Son licuadoras o embotelladoras, pero ciertamente no destiladoras. En otras palabras, son intermediarios en el proceso de producir whisky y llevarlo al estante. En conjunto, se les conoce como productores no destiladores o NDP. Si bien el whisky de origen suele ser bastante bueno por sus propios méritos, las cosas se vuelven turbias cuando los NDP lo interpretan como un producto que están destilando.

En los EE. UU., El actor más importante en la escena del abastecimiento es MGP Ingredients, con sede en Lawrenceburg, Indiana. MGP llegó a la cima produciendo whisky de calidad en grandes volúmenes para otros. Si bien recientemente la compañía debutó con un lanzamiento limitado bajo su propia etiqueta, MGP destila casi en su totalidad para otras compañías, y el whisky que produce termina bajo docenas de marcas diferentes. Muchas de estas etiquetas ahora se conocen, y muchas son sinceras sobre dónde obtienen su whisky, pero muchas otras permanecen ocultas, con la esperanza de que no se expongan.

Una visita al sitio web de MGP no revelará un índice de clientes, gracias a los acuerdos de no divulgación, pero proporcionará una "lista de productos" que incluye todos los tipos de whisky y alcohol que destila. Una marca puede elegir entre cinco billetes de puré de bourbon diferentes, tres whiskies de centeno, whisky de trigo, whisky de malta, whisky de maíz y más.

El público en general se enteró de esta verdad el año pasado, y su clamor se escuchó por todas partes. La gente se sintió despreciada y mintió, y de repente no sabía en quién o qué creer en términos de whisky estadounidense. Sin embargo, el abastecimiento de whisky como práctica, y el propio MGP incluso existe, está lejos de ser una historia nueva, y aquellos involucrados en la escena del whisky o las bebidas espirituosas en cualquier nivel ya eran muy conscientes del abastecimiento y su prevalencia.

". Si se llama a sí mismo destilador, debería haber algo de destilación en su lugar de trabajo; de lo contrario, simplemente está inventando formas de describir una planta embotelladora". - Ben Lyon, Lyon Distilling Co.

Por sí solo, no hay absolutamente nada de malo en el abastecimiento, siempre que haya honestidad sobre lo que está sucediendo, en lugar de engaño. Con Scotch, existe una larga y aún muy respetada historia de embotelladores independientes, compañías completamente desprovistas de destilación, que seleccionan barriles para vender bajo su propia etiqueta o mezclan existencias de múltiples fuentes para crear algo completamente nuevo.

"No hay nada de malo en obtener bebidas espirituosas siempre que el vendedor no intente dar a entender lo contrario", dice Ben Lyon, destilador y copropietario de Lyon Distilling Co. de Maryland y fundador de Maryland Distillers Guild. "Donde realmente lloro mal es cuando un 'destilador', que no participó en el espíritu que sale del alambique, afirma haberlo 'hecho a mano'. También sostengo que si te llamas a ti mismo destilador, debería haber algo de destilación en su lugar de trabajo; de lo contrario, simplemente está inventando formas de describir una planta embotelladora ".

Las discusiones sobre abastecimiento a veces hacen que MGP parezca el malo, una especie de villano industrial. Pero, en pocas palabras, la compañía está produciendo suficiente whisky realmente bueno para que las marcas continúen haciendo fila a la vuelta de la esquina para tener la oportunidad de comprarlo. Como otras destilerías, MGP tiene un maestro destilador. No es más una fábrica industrial sucia que cualquier otro actor importante como Wild Turkey o Jim Beam; cada uno es una gigantesca operación industrial controlada por computadora. Por lo tanto, MGP no debe ser mal visto ni responsabilizarse por los actos a veces turbios o engañosos de sus clientes. MGP no es el malo, y "abastecimiento" tampoco tiene por qué ser una mala palabra.

Muchas marcas pequeñas que abren sus puertas por primera vez a menudo obtienen whisky para tener un producto para vender de inmediato mientras sus propias cosas envejecen. Es una necesidad fiscal, ya que es imposible que la mayoría de estas marcas permanezcan sentadas durante años, sin generar ingresos, mientras su whisky se deja madurando en el barril.

Por lo tanto, compran el whisky de otra persona cuando comienzan el proceso de guardar sus propias existencias. En el camino, estas nuevas marcas pueden comenzar a incorporar su propio jugo en el whisky comprado, o simplemente pueden esperar hasta que su whisky sea mayor de edad y lanzarlo por separado.

. MGP no debe ser mal visto ni responsabilizarse por los actos a veces turbios o engañosos de sus clientes.

Incluso si una marca no tiene intenciones de destilar su propio licor, confiando en cambio en un proceso único de envejecimiento o mezcla para distinguir su whisky, o si planea apostar por un marketing superior, no hay nada de malo en actuar siempre que la marca no lo sea. t tratando de engañar al consumidor. El abastecimiento en sí mismo está bien y es una práctica común.

Un primer plano de Bulleit

Sin embargo, no son solo las marcas más pequeñas las que obtienen whisky. Por ejemplo, tome el caso de Bulleit, una marca popular y bien considerada propiedad de Diageo, que, a partir de ahora, no destila absolutamente nada. Se prevé la apertura de una nueva destilería Diageo en el condado de Shelby de Kentucky en 2016, y Bulleit se destilará allí en el futuro. Pero eso significa que la marca aún está a muchos años de llenar sus botellas con bourbon elaborado en la destilería de Diageo.

Una visita a Bulleit Experience, una atracción turística ubicada en la histórica destilería Stitzel-Weller, que es donde anteriormente se producía la alineación de Pappy Van Winkle, está envuelta en misterio. El almacén de barriles que es accesible al público está acordonado en la entrada, por lo que los visitantes no pueden deambular por él, presumiblemente pueden ver en los barriles quién hizo qué, dónde y cuándo.

¿Qué es "Craft"?

Hecho a mano. Hecho a mano. Pequeño lote. Artesanía. ¿Qué significa realmente alguna de estas palabras? Se están presentando innumerables demandas por tales reclamos, e incluso más allá de esta disputa legal, es difícil llegar a conclusiones firmes.

En términos de tamaño, DISCUS limita la producción "artesanal" a aproximadamente 84,000 cajas al año para calificar como un "pequeño destilador" en su programa de Membresía de Afiliados de Pequeños Destiladores, que incluye a más de 120 miembros. La American Craft Spirits Association establece un límite mucho más alto, alrededor de 315,000 cajas, para calificar como miembro. Esos límites pueden ayudar a distinguir entre operaciones de diferentes tamaños, pero eso todavía no aclara el problema de la "nave".

El American Distilling Institute define un licor artesanal certificado como "los productos de una destilería de propiedad independiente con ventas anuales máximas de 52,000 cajas donde el producto se destila y se embotella físicamente en el lugar". ADI también tiene definiciones para "licor destilado artesanal certificado" y "licor mezclado artesanal certificado, así como" licuadoras artesanales. "

¿Algo de esto realmente ha aclarado el problema? Realmente no. La artesanía podría referirse al tamaño, ya sea de producción o ventas, así como a la calidad, la técnica, la propiedad y una miríada de otros detalles.

Mientras tanto, no se deje influir por tales designaciones de etiquetas.

Los visitantes también tienen prohibido tomar fotografías en la estrecha franja de rickhouse a la que pueden ingresar. En un viaje reciente, los representantes de Bulleit explicaron que la fotografía era un peligro de incendio. Pero que sepa este escritor, nadie en el grupo estaba utilizando una cámara de flash centenaria. No hace falta decir que, en el mismo viaje, el almacén de todas las demás marcas permitió acceso completo y privilegios fotográficos completos.

A Bulleit no le importa revelar que obtienen whisky de centeno de MGP, pero el panorama de su bourbon es mucho más oscuro. Hasta hace poco tenían un contrato con Four Roses, una de las principales marcas y productores tradicionales de bourbon, para manejar su destilación de bourbon, pero ese acuerdo expiró y no se renovó. Entonces, ¿quién está haciendo Bulleit ahora?

Es un tema de mucha discusión, y uno del que a la compañía no le gusta hablar. Bulleit no dice dónde, pero reconoce que su bourbon se elabora en Kentucky y presenta un puré de 68 por ciento de maíz, 28 por ciento de centeno y 4 por ciento de cebada malteada. There are only so many other Kentucky distilleries out there with the bandwidth to make as much bourbon as a brand the size of Bulleit needs. Here's looking at you, Barton, Heaven Hill and Jim Beam.

None of this need necessarily scare you away from Bulleit — although the secrecy discovered at the Bulleit Experience was a touch unsavory. Still, diving into the brand's backstory explains their situation more clearly.

What is now known as MGP was formerly owned by Seagram, and Bulleit was formerly a Seagram brand. That simply means that the parent company's distillery was making the juice for one of its brands, and the practice continued as ownership changed and new brand conglomerates were formed.

Four Roses was also under the Seagram family. So when they were making Bulleit’s bourbon, it was again simply the case of synergy between different brands and assets under the same company roof. Nothing unsavory about that.

When Seagrams was sold and divvied up in 2000, Four Roses was sold to Pernod Ricard rather than Diageo, and Diageo contracted Four Roses to continue production for Bulleit. Diageo then began contracting other producers to make Bulleit's bourbon as well, including Brown-Forman, Barton, and the aforementioned Beam, and they quietly began incorporating those bourbons with the juice from Four Roses.

Four Roses is out of the picture now, so who's left? Since we know that the distillery supplying Bulleit is in Kentucky, that potentially nixes Brown-Forman, as the distillery producing Jack Daniel's is in Tennessee, and Woodford Reserve's distillery in Kentucky doesn't have that capacity, leaving only the Brown-Forman distillery in Shively as a viable option. Woodford's Master Distiller Chris Morris also confirms that Woodford's facility does not sell to anybody. "We're very fortunate that we don't source whiskey from anybody, and we don't sell whiskey to anybody," he said. "We're one of the exceptions. We make it and sell it all under our label."

In a conversation with Jim Beam's Fred Noe, he discussed the issues of producers selling whiskey to other brands, as well as the labeling issues which result. "If you're just bottling, and you go out and buy whiskey from me, all you can put on it is 'bottled by,'" he explains. "But if we make it and bottle it, then it says 'distilled and bottled by.'"

Noe therefore acknowledges people buying whiskey from Beam and selling it under their own brands, although he was more tightlipped on the specific matter of Bulleit, perhaps a tell in and of itself for the usually highly gregarious Noe. "If you dig deep enough, you'll find where everything is made," Noe said. "You can track it down." Signs are pointing, at least partially, in his direction.

Lawsuits

Confusion over what's actually in the bottle has led to a collection of lawsuits filed against a range of different brands. But none more prominently than Templeton Rye, the label which has come to signify in the minds of many the practice of sourcing and the negative issues of deceptive labeling.

"Many producers engage in less than forthright labeling practices . to mislead the consumer . "- Don Poffenroth, - Dry Fly Distillery

Templeton Rye formerly touted a lofty story, both on its website and on its bottle, about utilizing a Prohibition-era bootleg rye whiskey recipe favored by Al Capone. Meanwhile, the stuff was being made at MGP. Multiple lawsuits were levied, with several now seemingly headed toward mediation.

Another MGP customer, Angel's Envy, has been targeted with a lawsuit as well. WhistlePig came under similar fire, although in their case they're not utilizing MGP's juice. They're now more upfront about purchasing their rye whiskey from Canada, but in the past the company had been a bit mum on the fact, and touted the spirit as an American rye.

Regardless, the bottle still says, "Hand bottled at WhistlePig Farm" in Vermont. And, while correct, that statement could lead a consumer to mistakenly believe WhistlePig is making the whiskey there, which they're not. WhistlePig is growing their own grain and has imminent plans on beginning their own distillation, however that means it'll be quite a few years until what's sold as WhistlePig is distilled by WhistlePig.

Others have filed lawsuits against Jim Beam and Maker's Mark, each due to "handcrafted" or "handmade" statements, and beyond the world of whiskey there have been additional disputes flying as well. Most prominently, Tito's Handmade Vodka has come under legal fire for its own "handmade" designation, the brand's own rapid fire growth pushing it well beyond the small batch status it touts.

Labeling Issues

Yet, all of the above lawsuits only target individual brands, not an industry as a whole. Shutting down a single brand doesn't inherently mean that others change their own practices.

Of course, wary consumers could have a larger say by shutting their wallets for whiskey or spirits whose story or label they distrust. "Many producers engage in less than forthright labeling practices," says Don Poffenroth, co-founder of Spokane, Washington's Dry Fly Distillery.

"Many of these producers do so to mislead the consumer," he continues. "We find consumers are unhappy to learn that what they thought they bought from a producer, is indeed a product made by someone else. In the end, the consumer will decide whether the misleading practices are acceptable."

If brands didn't have as much wiggle room, there would be far less deception and confusion from the start.

Noe agrees. "Just stay away from them," he says, referring to brands with a reputation for being deceptive or lying about their whiskey. "There's enough good whiskey out there . if you want to know what you're drinking, make sure you're buying it from the folks who make it."

Ultimately though, broader action needs to be taken from a regulatory standpoint. If brands didn't have as much wiggle room, there would be far less deception and confusion from the start. The TTB, or Alcohol and Tobacco Tax and Trade Bureau, is the government agency responsible for alcohol product labeling, and that's where regulation or reform would need to begin.

"The regulations at the TTB exist to clear up any confusion regarding these issues," says Poffenroth. "Unfortunately, the staffing and resources do not exist to enforce those regulations. It’s kind of like the Wild West right now, and some producers are taking significant advantage."

"The bottom line is that if the producer is honest, we have no issue with [sourcing]," he continues. "We believe we do something entirely different, and it’s important for the customer to understand those differences."

Lyon doesn't necessarily want to see increased regulation either, but he does believe that inconsistent policies lead to consumer confusion, and need to be resolved."The labeling requirements for American whiskies are best described as arcane, arbitrary, and oftentimes bizarre," he says. "More transparency where it truly matters could benefit the consumer."

It all comes down to being forthright, straightforward and honest about what's in the bottle. Sourced whiskey can be wonderful to enjoy, and most drinkers care far less about where the whiskey is made, as opposed to the quality of what they’re drinking. But if the companies can't seem to get it together on their own to be completely clear about what they're using, who made it, and where it's from, then there needs to be legal reform.

An Easy Solution to Whiskey Labeling

There are many issues at hand, including the consistent enforcement of current regulations. The best and most straightforward real solution though would be a mandate that all labels include a clear designation of where the spirit was distilled, and where it was bottled.

Lyon suggests a few key improvements. "If sourced, identification of the actual distiller would be present," he says. He also wants to see any artificial flavorings listed on the label, noting that the TTB allows "up to 2.5 percent 'harmless coloring or flavoring materials'" to whiskey with no mandate to declare it on the label.

"When we speak about our labeling, we focus on the producer statement," says Poffenroth. "The words 'Distilled By' or 'Distilled and Bottled By' are clear indications that the named producer at least does the final distillation and packaging in house. 'Produced by' or 'Bottled by' or anything else other than the word 'Distilled' indicate a product that was not produced by the named company."

That doesn't sound like too much to ask — that every bottle of whiskey sold in the United States be legally required to actually tell you where it was made, and by whom. Some phony brand legends might be squashed in the fallout, but what other negative consequence would there be of such a mandate?

Distilled by [Distillery], in [City], [State]. Bottled by [Company], in [City], [State].


Ver el vídeo: Attack of the clone designs: Aldis Knockoff Bourbon (Enero 2022).