Nuevas recetas

Un estudio de los CDC muestra que a los niños les encantan las verduras, excepto una

Un estudio de los CDC muestra que a los niños les encantan las verduras, excepto una

Es genial que los niños coman sus verduras ... pero ¿cómo son las patatas fritas una verdura?

La buena noticia es que, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, cada vez más niños están comiendo sus frutas y verduras estos días. De hecho, entre 2009 y 2010, tres cuartas partes de los niños de 2 a 19 años comieron fruta a diario, y un abrumador 90 por ciento comió verduras a diario (en este caso, las patatas fritas cuentan como verdura ya que son patatas -basado).

¿Todavía tienes comedores quisquillosos? Echa un vistazo a The Daily Meal's 22 formas de alimentar a sus hijos este verano

Pero a los niños todavía no les gustan las espinacas, no importa lo que diga Popeye. Alrededor del 75 por ciento de los niños comía verduras rojas o naranjas como zanahorias y pimientos rojos todos los días, mientras que el 53 por ciento comía verduras con almidón como patatas o ñame, y el 60 por ciento comía otras como coliflor o apio. Como era de esperar, solo el 12 por ciento comió verduras de color verde oscuro como la espinaca y el brócoli, a pesar de que las verduras de hojas verdes y oscuras se consideran "alimentos nutritivos potentes" Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

"Si las pautas dietéticas alientan a los estadounidenses y a los jóvenes a aumentar el consumo de frutas y verduras, entonces es útil saber quién consume qué", dijo la investigadora del estudio Samara Joy Nielsen.

Los niños mayores tienen menos probabilidades de comer frutas y verduras saludables, el 90 por ciento de los niños pequeños comen fruta todos los días y solo el 66 por ciento de los adolescentes lo hacen. Pero todos estos números, dijo Nielsen, no tienen nada que ver con la Monto de verduras que se consumen por día, y se necesita más investigación.

Para conocer los últimos acontecimientos en el mundo de la comida y la bebida, visite nuestro Noticias de alimentos página.

Joanna Fantozzi es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en twitter@JoannaFantozzi


El video viral hace afirmaciones falsas y sin fundamento sobre las vacunas

Un video viral presenta una serie de argumentos inexactos e infundados de por qué las personas no deberían recibir ninguna vacuna, incluidas las de COVID-19.

La lista completa de ingredientes para cualquier vacuna COVID-19 autorizada se puede encontrar en una variedad de documentos en el sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos, incluida una hoja informativa para los receptores de la vacuna que está disponible en varios idiomas.

Tanto las vacunas Pfizer / BioNTech como Moderna contienen ARN mensajero, o ARNm, una variedad de moléculas grasas o lípidos, para proteger el ARNm y algunos otros ingredientes, incluidas las sales y el azúcar, para mantener la vacuna estable y con una acidez similar a la de la vacuna. cuerpo humano. La vacuna Johnson & amp Johnson, o Janssen, contiene un adenovirus inofensivo, un tipo de virus que generalmente causa el resfriado común, modificado con el material genético del SARS-CoV-2, así como sales como agentes estabilizadores y tamponadores.

No hay conservantes, huevo o látex en las vacunas.

Las vacunas autorizadas se probaron inicialmente en ensayos clínicos de fase temprana, en los que los científicos evaluaron diferentes dosis, verificaron las respuestas inmunes esperadas y monitorearon los posibles problemas de seguridad. Para saber si las vacunas previenen enfermedades y son seguras, las vacunas que pasaron la primera serie de pruebas se evaluaron en ensayos de fase 3. El ensayo de fase 3 de Moderna incluyó a unos 30.000 voluntarios, mientras que los ensayos de Pfizer / BioNTech y Johnson & amp Johnson incluyeron aproximadamente 44.000 cada uno. En cada uno de estos ensayos, la mitad de los participantes recibió un placebo, mientras que la otra mitad recibió la vacuna, y los voluntarios fueron seguidos a lo largo del tiempo para ver si se enfermaban con COVID-19 y tenían alguna reacción adversa.

Los ensayos fueron supervisados ​​por juntas independientes de monitoreo de datos y seguridad, y los resultados fueron revisados ​​no solo por la Administración de Alimentos y Medicamentos, que tomó la decisión de autorizar las vacunas para uso de emergencia, sino también por un panel externo de expertos que asesoraron a la agencia. Otro grupo independiente, el Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los CDC, también revisó los datos y recomendó el uso de las vacunas.


¿Pueden las nuevas investigaciones sobre violencia armada encontrar un camino para evitar el estancamiento político?

El Congreso anuló los fondos para C.D.C. investigación sobre violencia armada hace 25 años. Pero una amistad extraordinaria entre un científico de la agencia y el "hombre clave" de la N.R.A. ayudó a recuperar el dinero.

WASHINGTON - El Dr. Bindi J. Naik-Mathuria, cirujano de trauma pediátrico del Texas Children's Hospital que se cansó de ver a los niños pequeños morir por heridas de bala, tiene una subvención federal de $ 684,000 para rastrear todas las muertes y lesiones relacionadas con armas en Houston. El objetivo: identificar y abordar los "puntos calientes" de la forma en que los epidemiólogos rastrean y contienen el coronavirus.

El Dr. Garen J. Wintemute, médico de la sala de emergencias e investigador de la violencia con armas de fuego desde hace mucho tiempo en California, supervisa la investigación científica sobre si las intervenciones comunitarias en Detroit y Cleveland, incluida la ecologización de los espacios vacíos y el trabajo de los llamados interruptores de la violencia como las ex pandillas miembros - pueden reducir las muertes y lesiones relacionadas con armas de fuego.

Y Andrew R. Morral, científico del comportamiento de RAND Corporation, un grupo de investigación, está utilizando sofisticadas herramientas de modelado para estimar las tasas de posesión de armas en cada estado, con información demográfica detallada. El propósito, dijo, es buscar patrones en los homicidios y suicidios con armas de fuego, un primer paso básico en la investigación que podría llevar a reducirlos.

Los recientes tiroteos masivos en Atlanta y Boulder, Colorado, han dejado una vez más a demócratas y republicanos en un punto muerto sobre las verificaciones de antecedentes de los compradores de armas y las prohibiciones de armas de asalto. Pero los expertos en salud pública dicen que una nueva ronda de investigación podría allanar el camino para políticas de armas que eviten el estancamiento partidista y, en última instancia, salven miles de vidas.

Los estudios del Dr. Naik-Mathuria y los demás están siendo financiados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que una vez más están financiando la investigación sobre la violencia armada después de una pausa de casi 25 años impuesta por el Congreso. Y aunque es posible que no reduzcan el número de masacres, los tiroteos masivos representan un porcentaje extremadamente pequeño de los aproximadamente 40.000 estadounidenses que mueren cada año a causa de la violencia con armas de fuego.

"Hay al menos cinco problemas diferentes de violencia armada en el país y los tiroteos masivos es uno de ellos", dijo Morral, quien tiene un doctorado. en psicología. “También hay suicidios, hay violencia urbana con armas de fuego que afecta principalmente a los hombres jóvenes de minorías, hay tiroteos familiares y tiroteos policiales. Y todos tienen diferentes factores de riesgo, todos tienen motivos muy diferentes y, a menudo, involucran diferentes armas de fuego ".

Como el cáncer, no existe una cura única para la epidemia de violencia armada en los Estados Unidos. Si los políticos quieren marcar la diferencia, dicen los expertos, los legisladores deben dejar las luchas infructuosas sobre si los liberales quieren quitarle las armas a la gente y comenzar a financiar, y escuchar, investigaciones que podrían informar políticas que podrían abordar la carnicería.

“Tampoco se trata de 'Mantenga sus armas o evite la violencia con armas'”, dijo el Dr. Mark Rosenberg, quien ayudó a establecer el Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones de los CDC, pero dijo que fue despedido a fines de la década de 1990 bajo la presión de los republicanos que se opuso a la investigación de armas del centro. "Existe una estrategia que la ciencia puede ayudarnos a definir dónde se pueden hacer ambas cosas: se pueden proteger los derechos de los propietarios de armas respetuosos de la ley y, al mismo tiempo, reducir el número de víctimas de la violencia con armas".

El dinero federal para la investigación de armas prácticamente desapareció después de que el Congreso en 1996 promulgó la llamada Enmienda Dickey, que prohibió el C.D.C. desde gastar dinero hasta "defender o promover el control de armas". Llevaba el nombre de Jay Dickey, un ex miembro republicano de la Cámara de Representantes de Arkansas, que se proclamó con orgullo el "hombre clave" de la Asociación Nacional del Rifle en Washington.

En un giro extraordinario de los acontecimientos, Dickey, quien murió en 2017, se hizo amigo del hombre cuyo trabajo había cortado, el Dr. Rosenberg. La pareja se acercó tanto que el Dr. Rosenberg pronunció el panegírico en el funeral del Sr. Dickey.

En 2019, el Dr. Rosenberg y la ex esposa del Sr. Dickey, Betty, ex fiscal jubilada y presidente del Tribunal Supremo de la Corte Suprema de Arkansas, ayudaron a persuadir al Congreso para que restableciera los fondos que los legisladores asignaron $ 25 millones, divididos entre el C.D.C. y los Institutos Nacionales de Salud, para la investigación de prevención de lesiones por armas de fuego.

Las agencias ahora están financiando casi dos docenas de estudios, aunque los partidarios de la investigación dicen que el dinero es una miseria en comparación con la amplitud del problema.

"Se han invertido millones de dólares tratando de averiguar cómo erradicar el cáncer. Tenemos que poder hacer lo mismo con la violencia armada", dijo la representante Lucy McBath, demócrata de Georgia, quien ganó las elecciones en 2018 al prometer que poner fin a la violencia con armas de fuego después de que su hijo de 17 años fuera asesinado a tiros.

"Tenemos que poder dar el C.D.C. y el N.I.H. la capacidad de estudiar las implicaciones y obtener esos datos sin procesar, las graves implicaciones de la violencia armada ", agregó," al igual que lo hacemos en cualquier otra crisis de salud pública ".

Tratar la violencia armada como un problema de salud pública no es una idea nueva. En 1991, el programa del Dr. Rosenberg otorgó una beca de investigación a un investigador que publicó un estudio histórico en The New England Journal of Medicine que descubrió que tener un arma en el hogar triplicaba el riesgo de homicidios con armas de fuego y quintuplicaba el riesgo de suicidios con armas de fuego.

Después de su publicación, la Asociación Nacional del Rifle apuntó. La Enmienda Dickey fue un compromiso entre los demócratas que querían más investigación y los republicanos que querían cerrar el centro del Dr. Rosenberg.

La investigación sobre la efectividad de las políticas de armas es escasa, y gran parte de ella no es lo suficientemente rigurosa como para probar o refutar que alguna de las leyes que se están debatiendo en Washington haría algún bien, dijo Morral, quien dirige la Colaboración Nacional sobre Violencia de Armas de RAND. Investiga y ha realizado un análisis exhaustivo de la literatura científica seria.

La investigación existente sugiere que una política que se está considerando en el Congreso, ampliar la verificación de antecedentes, podría marcar la diferencia. RAND ha encontrado "evidencia moderadamente buena de que el sistema actual de verificación de antecedentes es útil" para reducir los delitos violentos, dijo Morral, por lo que "parece lógico pensar que las verificaciones de antecedentes en todas las ventas podrían ayudar más".

También hay evidencia moderadamente buena, encontró RAND, de que los períodos de espera para la compra de armas reducen tanto el suicidio como los delitos violentos. Y hay pruebas sólidas, o lo que RAND llama "de apoyo", de que las leyes que exigen que las armas se almacenen de manera segura lejos de los niños reducen las lesiones y muertes por armas de fuego entre los jóvenes.

Pero si bien el presidente Biden ha afirmado que la prohibición federal de armas de asalto que duró desde 1994 hasta 2004 "derribó estos asesinatos en masa", la evidencia de eso no está clara. Hay sólo un puñado de estudios, dijo Morral, y no “muestran de manera persuasiva un efecto causal”, no porque no haya uno, dijo, sino por deficiencias en el diseño del estudio.

Después de que el reciente desarrollo de las vacunas contra el coronavirus destacó la importancia de la investigación científica, dijo el Dr. Rosenberg, el público está preparado para aceptar el argumento de que la investigación sobre la violencia armada puede salvar vidas. Lo comparó con los cientos de millones de dólares que el gobierno federal invirtió en el estudio de las muertes de vehículos motorizados en las décadas de 1970 y 1980, lo que condujo a medidas de seguridad como requisitos de cinturón de seguridad y límites de velocidad más bajos, salvando millones de vidas.

Ese fue el argumento que usó para ayudar a persuadir al Congreso de que asignara dinero para la investigación de la violencia armada en 2019. La investigación en sí nunca fue prohibida por completo, y en 2013, semanas después de la masacre que mató a 26 personas en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut, el presidente Barack Obama dirigió los CDC reconsiderar la financiación de estudios sobre violencia armada.

La agencia encargó un informe al Instituto de Medicina y al Consejo Nacional de Investigación que describe las prioridades, pero poco cambió. Para 2019, después de que los demócratas recuperaran la Cámara, organizaciones liberales como MoveOn.org estaban solicitando al Congreso que derogara la Enmienda Dickey. Casi todos los demócratas de la Cámara firmaron.

Pero el Dr. Rosenberg argumentó que debería permanecer intacto, para "dar cobertura a los republicanos y demócratas amantes de las armas que pueden invertir dinero en la ciencia y decirles a sus electores: 'Esto no es dinero para el control de armas'".

La representante Rosa DeLauro, una demócrata de Connecticut que encabezó el subcomité de la Cámara que supervisaba el presupuesto del CDC en ese momento, dijo que invirtió $ 50 millones en el proyecto de ley de asignaciones ese año, pero que el Senado, controlado por los republicanos, lo eliminó. Las dos cámaras acordaron $ 25 millones como un compromiso, pero ella dijo que esperaba duplicar la financiación este año.

La Dra. Naik-Mathuria, cirujana traumatológica de Houston, dijo que le gustaría que Washington abordara el problema de la violencia armada como una cuestión de prevención de lesiones, no de política. Comenzó a investigar métodos para reducir la violencia con armas de fuego hace unos seis años, dijo, después de ver que "los niños llegaban muertos porque se disparaban en la cabeza cuando encontraron un arma en casa".

Su estudio actual tiene como objetivo determinar los factores de riesgo de violencia con armas de fuego para niños y adultos, y su trabajo anterior ha llevado a algunos cambios en la práctica médica, dijo.

Los pediatras en Texas, dijo, dudan en hablar sobre la seguridad de las armas porque les preocupa que "enojarían a los padres o se volverían políticos". Así que ella y su grupo hicieron un video de seguridad más amplio que incluía mensajes sobre la seguridad de las armas, como mantener las armas bajo llave y guardadas, con consejos como cómo mantener a los niños alejados del veneno.

El Dr. Wintemute, quien dirige el Programa de Investigación para la Prevención de la Violencia en el Centro Médico de la Universidad de California, Davis, en Sacramento, dijo que perdió el dinero de la subvención después de que se promulgó la Enmienda Dickey. En las dos décadas que siguieron, dijo, su trabajo ha sido apoyado por el estado de California, por fundaciones, así como por el N.I.H., que no fue nombrado específicamente en la Enmienda Dickey, y el Departamento de Justicia. Dijo que también había gastado un poco más de $ 2 millones de su propio dinero para continuar con el trabajo.

Su programa está recibiendo $ 744,000 del C.D.C. este año para financiar tres estudios. La nueva financiación de la agencia, dijo, está atrayendo a jóvenes científicos al trabajo.

Aún así, lamenta el tiempo que se ha perdido.

“Es como si hubiéramos decidido: 'No investiguemos sobre el coronavirus, no investiguemos sobre el cáncer o las enfermedades cardíacas, dejemos que este problema siga su curso'”, dijo. "¿Cuántos miles de personas han muerto que estarían vivas hoy si se hubiera permitido que esa investigación continuara hace 25 años?"


Alrededor del país

Actualización de la universidad

Los ocho Ivy League las universidades retrasaron sus fechas de decisión alrededor de una semana, hasta el 6 de abril, después de una gran cantidad de solicitudes. La afluencia se produce después de que las escuelas hicieran opcionales los puntajes de las pruebas estandarizadas como resultado de la pandemia.

Universidad de Goshen en Indiana ahora requerirá pruebas semanales de coronavirus para estudiantes y miembros del personal.

Dennis DePerro, presidente de Universidad de San Buenaventura, está conectado a un ventilador después de dar positivo por Covid-19.

Una opinión: Shradha Krishnamurthy, estudiante de Universidad del estado de Arizona, criticó los planes de reapertura de la escuela en un artículo de opinión para The State Press, el periódico estudiantil. La decisión de A.S.U. de reabrir dado el estado actual de la pandemia muestra un flagrante desprecio por la salud y la seguridad de su propia población de estudiantes y empleados, y las comunidades en las que reside la universidad ".

Y, ay: Filadelfia recurrió a un autodenominado "grupo de universitarios" para trabajar en el primer y más grande centro de vacunación contra el coronavirus de la ciudad. "Se produjo el caos", informó The Washington Post. “Un voluntario alegó que el director ejecutivo de 22 años se había embolsado dosis de vacunas. Otro describió un 'libre para todos' en el que jóvenes de 18 y 19 años sin supervisión se vacunaron entre sí y posaron para las fotos ".

Actualización K-12

Investigadores del N.A.A.C.P. han documentado brechas raciales en el acceso a las comidas escolares, luego de que los abogados tuvieran que demandar para que los estudiantes recibieran nutrición esencial durante la pandemia.

Arizona está vacunando a los educadores, pero las fechas de reapertura de las escuelas aún están en el aire.

Un torneo de lucha de la escuela secundaria sembró un brote en Luisiana.

Cuando todo el personal de la cafetería de una escuela privada en Cantón, Ohio, tuvo que poner en cuarentena, los voluntarios intervinieron para mantener alimentados a los estudiantes.

Una opinión: "El mensaje de Biden a los maestros debe ser sencillo y enfático ”, escribió Matt Bai en The Washington Post. “Ustedes son servidores públicos vitales e insustituibles. Y es hora de que empieces a actuar así ".

Una buena lectura: Escuelas públicas de élite en Bostón endureció las reglas de la cámara para la escuela virtual, diciendo que los maestros podrían bajar las calificaciones si los estudiantes no encendían las cámaras de sus computadoras portátiles. “Algunos estudiantes temen que la nueva política imponga una carga más pesada a los estudiantes de bajos ingresos, quienes tienen más probabilidades de vivir en hogares pequeños y abarrotados con un servicio de Internet poco confiable”, escribió Jenna Russell en The Boston Globe.

Un recurso útil: El martes, The Atlantic presentó “Homeroom”, una columna de consejos semanales sobre la escuela durante la pandemia. En la primera entrega, Abby Freireich y Brian Platzer ofrecen consejos sobre cómo afrontar la frustración de los estudiantes durante el aprendizaje a distancia.


Estás vacunado. ¡Felicitaciones! Ahora, ¿qué puede hacer con seguridad?

Tienes tu oportunidad y estás listo para volver a la vida normal. Pero, ¿qué significa eso ahora? Si bien estar completamente vacunado no significa que de repente sea seguro festejar como si fuera 2019, la mayoría de las interacciones presentan un riesgo mucho menor que antes de que te pincharan.

Recuerde, no alcanza la vacunación completa hasta al menos dos semanas después de recibir su segunda dosis de la vacuna Pfizer o Moderna, o la vacuna Johnson & Johnson de una sola inyección. Entonces, ¿qué tipo de precauciones debe tomar después de eso?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han establecido algunas pautas. Pero para muchas interacciones, "no hay un libro de reglas establecido", dice la Dra. Cassandra Pierre, especialista en enfermedades infecciosas del Boston Medical Center. "Realmente tiene que ver con su tolerancia al riesgo". Y los padres con niños demasiado pequeños para ser elegibles para las vacunas tendrán consideraciones algo diferentes.

A medida que vas redescubriendo la vida fuera del búnker, aquí tienes algunas cosas que debes tener en cuenta.

Escuche a Maria Godoy de NPR a través de las pautas actuales de los CDC para personas vacunadas en este episodio de Life Kit.

Los expertos dicen que las vacunas son altamente efectivas contra las cepas del coronavirus actualmente dominantes en los EE. UU. No son infalibles, pero los datos hasta ahora muestran que la protección es realmente fuerte. El leve riesgo restante de infección será mayor si el virus está surgiendo en su comunidad o si las variantes de interés están circulando ampliamente. Así que esté atento a las condiciones locales. Y recuerde, cuantas más personas interactúe, mayor será el riesgo potencial de estar expuesto al virus.

Y finalmente, no se trata solo de ti. Aún puede contraer y potencialmente transmitir el virus a personas no vacunadas, y muchos estadounidenses aún no están vacunados. Además, las vacunas pueden ser menos efectivas en algunas personas que están gravemente inmunodeprimidas. Así que piense en el riesgo de enfermedades graves en las personas con las que pasa el tiempo.

"La comunicación es la clave aquí", dice Pierre. "Al igual que antes de la vacunación, todos tuvimos que hablar entre nosotros para averiguar cuáles eran nuestros riesgos y actividades individuales y cuál era nuestra tolerancia al riesgo".

NPR habló con nueve especialistas en enfermedades infecciosas y epidemiólogos sobre la seguridad relativa de varias actividades después de la vacunación completa.

La conclusión: "Si está completamente vacunado, debe sentirse bien al participar en cosas que son importantes para usted", dice la Dra. Preeti Malani, especialista en enfermedades infecciosas y directora de salud de la Universidad de Michigan. Solo recuerde, aún desea comportarse de manera que se reduzcan los riesgos para todos.

Con todo eso en mente, explore nuestras preguntas frecuentes sobre la vida después de la vacunación.

Enmascaramiento

¿Todavía tengo que usar una máscara en público?

Estados Unidos permanece en un período de limbo extraño con muchas personas no vacunadas, incluidos niños demasiado pequeños para recibir la vacuna, por lo que cuando se encuentre en espacios públicos, como un centro comercial o una tienda de comestibles, póngase la máscara.

"La realidad es [en público], no sabemos quién está vacunado y quién no", señala el Dr. David Aronoff, director de la división de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

Inyecciones - Noticias de salud

¿Cómo va la campaña de vacunación contra el COVID-19 en su estado?

Inyecciones - Noticias de salud

CDC: si está vacunado, no necesita usar una máscara al aire libre (a menos que esté en una multitud)

Cuando se trata de actividades al aire libre, los CDC publicaron una guía el martes de que las personas vacunadas no necesitan usar máscaras afuera, excepto si asisten a un evento concurrido. La investigación ha demostrado constantemente que el riesgo de transmitir el virus al aire libre es mucho menor que en el interior.

Pero tenga una máscara a mano. Linsey Marr, investigadora de Virginia Tech que estudia cómo se transmiten los virus en el aire, dice que enmascararse al aire libre todavía tiene sentido si está parado cerca y hablando con alguien durante más de un par de minutos, y no conoce su estado de vacunación. .

"Mi regla general sería que si estoy teniendo una conversación cara a cara con alguien y están al alcance de la mano durante más de uno o dos minutos, entonces me enmascararía", dice Marr.

¿Puedo abrazar a un amigo?

Si ambos están completamente vacunados, ¡abrácense! "Todos anhelamos ese toque personal", dice Ravina Kullar, especialista en enfermedades infecciosas y epidemióloga con sede en Los Ángeles.

¿Y si no están completamente vacunados? "Si es alguien a quien amo y quiero darle un abrazo, me pondré mi máscara y le daré un abrazo, y luego me lavaré las manos. Nunca dejé de abrazar", dice la Dra. Emily Landon. especialista en enfermedades infecciosas y director médico ejecutivo de prevención y control de infecciones en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chicago.

Está bien, pero mis nietos son demasiado pequeños para ser vacunados. ¿Puedo abrazarlos?

"¡Si, absolutamente!" dice Pierre, y agrega: "No desperdicie la inmunidad. Haga las cosas que le traerán alegría que puede hacer con absoluta seguridad".

Reuniones sociales

¿Puedo pasar el rato en el interior sin mascarilla con mis amigos si todos estamos completamente vacunados?

¡Sí por favor hazlo! Si se trata de un grupo pequeño en el interior y todos están vacunados, es seguro quitarse las máscaras y el distanciamiento social, de acuerdo con las pautas de los CDC. Pero el CDC dice que aún debe evitar las reuniones de tamaño mediano y grande.

¿Cuántas personas son demasiadas cuando se trata de reunirse en interiores?

El CDC no da un número exacto para los tamaños de recolección. Tanto Malani como Pierre sugieren que una buena regla general es no más de 10 personas. La Dra. Monica Gandhi, doctora en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, sugiere cuatro hogares como máximo. Recuerde, todo depende de los factores de riesgo de las personas presentes: a qué otros riesgos están expuestos a diario, su propio riesgo de enfermedad grave y su tolerancia al riesgo.

"Si tiene contacto regular con alguien inmunodeprimido o no vacunado, es posible que no desee estar con más de un par de personas a la vez para reducir el riesgo general", dice Landon.

¿Qué hay de ver a mis amigos no vacunados en el interior?

El CDC dice que limite sus interacciones interiores con personas no vacunadas a solo un hogar más a la vez. La agencia dice que puede dejar de usar mascarilla siempre que nadie en el hogar no vacunado tenga un alto riesgo de contraer COVID-19 grave. Entonces, si sus dos mejores amigos no vacunados viven juntos, entonces sí, todos pueden pasar el rato en el interior al mismo tiempo. Si no son compañeros de piso, es mejor visitarlos uno a la vez.

Tu hijo preguntas

¿Están bien las citas / lugares de reunión en interiores si todos los adultos están vacunados pero los niños no?

Si bien los niños más pequeños tienen un menor riesgo de contraer una enfermedad grave si se infectan, el riesgo "no es cero", dice Malani. Y los niños pueden transmitir a los demás, por lo que aún debe estar atento a su burbuja social.

Las citas para jugar al aire libre son más seguras, y Pierre dice que probablemente esté bien dejar que los niños se vayan sin máscara si están afuera, siempre que no haya variantes de preocupación que circulen ampliamente en su comunidad.

Si desea que los niños jueguen en el interior, asegúrese de tener una conversación honesta con la otra familia sobre sus factores de riesgo. ¿Acaban de regresar de sus vacaciones en un lugar donde las variantes de preocupación están circulando ampliamente? ¿Sus hijos juegan en un equipo deportivo que acaba de tener un caso de COVID-19? ¿Han tenido una fiesta de pijamas en la casa de otra persona?

"El punto es que has compartido el riesgo y la responsabilidad en términos de citas de juego", dice Malani.

¿En cuanto a cuántas familias pueden unirse a la cita de juegos bajo techo? Dadas las pautas de los CDC sobre reunirse con hogares no vacunados, Pierre sugiere limitarlo a una familia a la vez. La interpretación de Gandhi es más liberal: si todos los niños son de bajo riesgo y todos los adultos están vacunados, sugeriría no más de cuatro hogares. "En última instancia, se trata de cuál es su tolerancia al riesgo", señala Gandhi, aunque las tasas de casos en su comunidad deberían ayudarlo a guiar su toma de decisiones.

Mis familiares quieren celebrar una reunión familiar. ¿Es seguro para nosotros reunirnos?

Sí, pero manténgalo pequeño y mantenga la mayoría de las actividades al aire libre si puede. "Si tienes una gran reunión familiar, habrá riesgo", dice Malani. "Probablemente no sea un buen momento para pasar el rato con 100 personas".

Asegúrese de que todos los adultos vulnerables de la familia estén vacunados y, nuevamente, hable abiertamente sobre los factores de riesgo de los niños. Podría ser una buena idea posponer las citas de juegos en interiores sin máscaras durante una semana o dos antes de viajar a la reunión, dice Pierre. Para los niños mayores, tal vez no deberían pasar mucho tiempo desenmascarados con un grupo de amigos antes de reunirse con los abuelos, agrega Landon.

¿Qué tal si me voy de vacaciones con mis hijos no vacunados?

Si es factible, considere conducir en lugar de volar, dice Aronoff.

Si vuela, asegúrese de que sus hijos sepan cómo usar una máscara correctamente y manténgase alejado de otras personas. Pierre, madre de gemelos de 3 años, sugiere evitar vuelos más largos porque las exposiciones más prolongadas plantean riesgos potencialmente mayores. Además, tenga en cuenta su cordura: puede ser difícil mantener a los niños pequeños enmascarados y entretenidos en vuelos de larga distancia.

El mayor riesgo en los vuelos proviene de las exhalaciones de los pasajeros cercanos, así que sienta a sus hijos entre usted y su otro padre, no en un pasillo, sugieren Aronoff y Gandhi.

Evite los parques temáticos concurridos o las actividades en interiores llenas de gente en su destino. Otra cosa a considerar: ¿sus hijos tendrán que ponerse en cuarentena una vez que regresen a casa o abstenerse de deportes escolares u otras actividades? "Asegúrese de comprender todas las implicaciones de viajar con sus hijos no vacunados", dice Landon.

Viaje

¿Es seguro volar a nivel nacional?

Sí, según los CDC. Pero todavía tienes que usar una máscara, en parte para mantener a salvo a otros viajeros, pero también a ti mismo, "porque ¿quién quiere un resfriado de vacaciones?" Landon señala. Además, trate de mantenerse físicamente distanciado y evite las multitudes, y controle usted mismo para detectar cualquier síntoma unos días después de su llegada. Los CDC no requieren que los viajeros nacionales vacunados se pongan en cuarentena después del viaje, a menos que tenga síntomas.

Dicho esto, hasta que la mayoría de los EE. UU. Esté vacunada, los expertos dicen que el umbral para viajar debería ser más alto de lo habitual. Considere por qué viaja y cuán importante es, dice Saad Omer, director del Instituto de Yale para la Salud Global. "No reúnas a tu grupo de baile cuadrado y vayas de excursión", dice. Pero si necesita alejarse por su salud mental o no ha visto a su madre en un año, adelante.

¿Qué pasa con los viajes internacionales?

Es mucho más complicado. Tienes que conocer las reglas del país al que vas a ir. Muchos todavía requieren que se ponga en cuarentena cuando llegue y / o muestre una prueba de COVID-19 negativa. La otra cosa que debe recordar es que necesitará una prueba negativa para regresar a los EE. UU.

El CDC dice que viajar al extranjero presenta un riesgo adicional, incluso para los viajeros completamente vacunados. Por ejemplo, podría estar expuesto a nuevas variantes de virus que le preocupan y potencialmente traerlas de regreso. La lista de destinos extranjeros de muy alto riesgo de la agencia es muy larga.

Finalmente, debe considerar el sistema de salud en el país que está visitando. ¿Está abrumado por casos de COVID-19? "Es posible que no contraiga COVID, pero si sufre un ataque cardíaco o se rompe la pierna, puede que ese no sea un buen lugar para estar", dice el Dr. Henry Wu, especialista en enfermedades infecciosas y director del Centro TravelWell de la Universidad de Emory.


¿Cuál es el problema con los horarios de inicio de clases?

En los Estados Unidos, la mayoría de las escuelas intermedias y secundarias comienzan la escuela mucho antes de las 8:30 am. Si bien esto puede ser la norma, puede que no sea lo mejor para los estudiantes. Eche un vistazo a un horario típico de estudiantes-atletas de secundaria a continuación:

  • Despertar: 6:30 am
  • Hora de inicio de clases: 7:30 am
  • Termina la última clase: 3:30 pm
  • Deporte después de la escuela: 4:00 pm a 6:00 pm
  • Llegada a casa: 6:30 pm
  • Tarea después de la cena:

Si bien este puede ser un ejemplo de un estudiante-atleta relativamente "ocupado", no es infrecuente, y hay adolescentes que siguen estando aún más ocupados, lo crea o no. Suponiendo que todo va perfectamente durante el día y que el adolescente logra quedarse dormido cuando el reloj marca las 11:30 p. M., Eso les da una ventana de 7 horas para dormir hasta las 6:30 a. M. Esto es suficiente para sobrevivir, pero tal vez no sea óptimo, y es probable que no siempre se duerman de inmediato, ni duerman perfectamente durante la noche. Además, es posible que tengan una prueba importante o una serie de pruebas que les obliguen a permanecer despiertos más tarde de lo normal, lo que los pone en riesgo de comenzar a acumular una deuda de sueño.


Todos, excepto los sindicatos de maestros, adoran las pautas revisadas de distanciamiento escolar de los CDC

Como se anticipó la semana pasada, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el viernes por la mañana redujeron la distancia recomendada entre los estudiantes de K-12 de seis pies a tres pies, un cambio que podría acelerar la escolarización de tiempo completo para millones de estudiantes remotos e híbridos.

"Realmente no tenemos la evidencia de que se requieren 6 pies para mantener una baja dispersión", dijo la líder del Grupo de Trabajo de Intervenciones Comunitarias y Poblaciones Críticas de los CDC, Greta Massetti, a Associated Press.

Lo curioso es que tampoco tenían esa evidencia hace cinco semanas, sin embargo, eso no impidió que los CDC emitieran un valor atípico global de una guía de reapertura de una escuela que, si se hubiera seguido al pie de la letra, habría mantenido a la mayoría de los estadounidenses. las escuelas públicas están entreabiertas en el mejor de los casos hasta bien entrado el otoño.

La reacción negativa a ese documento del 12 de febrero influenciado por el sindicato de maestros, no solo de los defensores abiertos de la apertura de escuelas como el gobernador de Florida, Ron DeSantis, sino también de científicos, medios de comunicación de izquierda y algunas organizaciones políticas dirigidas por los demócratas, socavó la credibilidad de los CDC. y llevó directamente a varios distritos escolares a retrasar o incluso revertir los planes de reapertura.

Las nuevas recomendaciones incluyen derribar las barreras plásticas ("No tenemos mucha evidencia de su efectividad", dijo Massetti a la AP), mantener una distancia de seis pies en las escuelas intermedias y secundarias en comunidades muy extendidas y hacer que todos usen máscaras.

The revision brings the CDC closer in line with the epidemiological and pediatric researchers, the global public health community, and the professed opinion last July of its current director, Rochelle Walensky. But one category of "stakeholder," unsurprisingly, isn't happy: teachers unions.

"They are compromising the one enduring public health missive that we've gotten from the beginning of this pandemic in order to squeeze more kids into schools," American Federation of Teachers (AFT) President Randi Weingarten told El Washington Post this week. "I think that is problematic until we have real evidence in these harder-to-open places about what the effect is."

Weingarten, a frequent guest of the Biden White House, has, like other union leaders, sought to portray herself as a tireless advocate for reopening while practically throwing up one objection after another when full-time schooling gets near.

Look, you need to have all the mitigation strategies in place before you can actually have a conversation about distancing. Teachers still want and need 6 feet, especially becausre many districts haven't been able to meet other guidelines https://t.co/USO7eBVEbT

&mdash Randi Weingarten (@rweingarten) March 17, 2021

On one hand, you can understand why the unions are so chippy. Having isolated themselves on the science of school spread, alienated parents with reckless accusations of racism, and leveraged their significant influence on Democratic politicians to help make the United States a world leader in shuttered schools, the guilds are coming under increasing public criticism. Including from leading New York mayoral candidate, Democrat Andrew Yang, who took aim at the city's United Federation of Teachers (UFT) in a Politico interview this week: "I will confess to being a parent that has been frustrated by how slow our schools have been to open, and I do believe that the UFT has been a significant reason why our schools have been slow to open."

(Retorted UFT President Michael Mulgrew, lamely: "The UFT was the leading force in New York City public schools opening and opening safely, protecting students and staff. Mr. Yang needs to do his homework.")

On the other hand, unions just received a no-strings-attached $200 billion gift from the federal government via an American Rescue Plan that spends most of its K-12 component on hiring, even at a time when schools have been closed and students have been exiting public schools.

Mulgrew, and the New York City Department of Education, illustrate how even policies that are labeled as "reopening" end up with a school experience as anything but. My NYC kindergartener, who is podding a few feet away from me as I type, attends a school of more than 800 kids, where—per city policy arduously negotiated by Mulgrew—the whole institution, already operating at half-time capacity because of the six-foot rule, will shut down if there are two concurrent positive cases of COVID-19.

Weingarten has repeatedly touted New York City (as opposed to, say, the state of Florida, where schools have been open five days a week since September) as a national model. Today's long-overdue CDC revision will hopefully instead make Gotham a stingy outlier in an increasingly vaccinated K-12 world that's accelerating toward full reopening. Como Nueva York magazine's Jonathan Chait put it this week, "Just Reopen the Schools Now."

The Department of Education on Wednesday said that a whopping $122 billion from the recently passed American Rescue Plan will be disbursed to public schools by the end of March. An additional $10 billion is being spent by the Department of Health and Human Services on school COVID testing by early April. The unions got their massive payday. Time to go to work.


Nutritionists' Healthiest Snack Picks for Kids

It's hard to believe, but the latest research shows that a mere 12 percent of American children are meeting the recommended servings for fruit and only 8 percent of American children are meeting the recommend servings for veggies.

One smart way to get kids eating more of what they need is by focusing on snack time. According to recent data, about a quarter of kids' daily calories come from snacks, yet kids' between-meal bites rarely provide a full serving of fruit or vegetables.

Here's how top nutrition pros create kid-friendly snacks that provide at least one serving of fruit or vegetables.

Tip: Offer a wider variety of options. We often get in a rut of eating the same things like apples, bananas and grapes. There are hundreds of produce picks, so think beyond the banana.

"I often serve kiwis to my kids for snacks. Bite for bite, Kiwifruit is one of the most nutrient packed options in the produce aisle (and that's saying a lot!). Two kiwifruit have twice the vitamin C of an orange, more potassium than a banana, and as much fiber as a bowl of bran flakes -- all for just 100 calories. They're also so easy. Just cut a ripe kiwi in half and scoop it out with a spoon."
Kate Geagan, M.S., R.D.
Author, Go Green Get Lean (Rodale)

Tip: Have fun and be creative! Kids love to help "build" their own healthy snacks. Use produce with different textures, shapes and colors and let your child create healthy treats that will excite her/his imagination and appetite.

"Some of my favorite fruit and veggie snacks for kids include: rainbow fruit kebob + Greek-yogurt dip -- chop up slices of watermelon, banana, kiwi, blueberries, red grapes and make a kebob. Dip in Greek yogurt. You also can't go wrong with the old ants on a log."
Lauren Fowler, R.D.N.
Registered Dietitian Nutritionist
"The Running Carrot" blog

Tip: Don't be afraid to be a "sneaky" chef if your child refuses fresh produce. A delicious smoothie or baked goods (like muffins) are perfect for adding extra fruits and veggies in ways that kids will never know.

"For after school snacking, I really like making a quick smoothie or an energy-packed muffin. My favorite go-to muffin recipe is this one for pumpkin-applesauce mini muffins"
Estela Schnelle M.S., R.D., founder of the food and lifestyle blog "Weekly Bite."

Tip: Dip it! Recent research from Penn State found that a low-fat dip is one of the simplest ways to go from yuck to yum! The study found children were three times more likely to eat vegetables with a low-fat ranch or pizza-flavored dip than when they were served the same vegetables without a dip. The kids also ate up to twice as much of their veggies with a dip than alone.

"Snack time can be a great opportunity to turn kids on to veggies and fruit using dips. Try baby carrots, snow peas, celery or cherry tomatoes with salsa or low-fat ranch dip. I started my kids out with dips they have been veggie eaters ever since."
Sari Schlussel-Leeds, M.S., R.D., C.D.N.

Tip: All forms of fruit and veggies count. Fresh may be best, but not if it means your child doesn't reach his produce quota for the day. Fresh, frozen, squeezable or dried fruit will all count toward produce requirements.

"For on-the-go, you can't beat the convenience of squeezable fruit pouches. My kids love them and I recently tried a fruit and veggie pouch for myself prior to a big swim! Look for one that has at least 1.5 servings of fruit or fruit plus veggies per pouch, like Del Monte Fruit Burst Squeezers."
Dr. Felicia D. Stoler, D.C.N., M.S., R.D., F.A.C.S.M.
Nutritionist and exercise physiologist
Author, Living Skinny in Fat Genes: The Healthy Way to Lose Weight and Feel Great

Tip: Make produce readily available and easy to eat. Research shows that having a fruit bowl in a prominent location can boost consumption as well as having veggies cut and ready to eat in the fridge.


C.D.C. Draws Up a Blueprint for Reopening Schools

Amid an acrid national controversy, the agency proposed detailed criteria for returning students to classrooms.

The Centers for Disease Control and Prevention on Friday urged that K-12 schools be reopened as soon as possible, and it offered a step-by-step plan to get students back in classrooms and to resolve a debate dividing communities across the nation.

The guidelines highlight growing evidence that schools can open safely if they use measures designed to slow the coronavirus’s spread. The agency said that even in communities with high transmission rates, elementary-school students may receive at least some in-person instruction safely.

Middle and high school students, the agency said, may attend in-person classes safely when the virus is less prevalent, but may need to switch to hybrid or remote learning in communities experiencing intense outbreaks.

“C.D.C.’s operational strategy is grounded in science and the best available evidence,” Dr. Rochelle Walensky, director of the C.D.C., said on Friday in a call with reporters.

The guidelines arrive amid an intensifying debate. Even as parents in some districts grow frustrated with shuttered schools, some teachers and their unions refuse to return to classrooms they regard as unsafe.

Public school enrollment has declined in many districts. Education and civil rights leaders are worried about the harm to children who have not been in classrooms for nearly a year.

The recommendations tread a middle ground between those eager to see a resumption of in-person learning and those fearful that schools reopenings will spread the virus.

In advice that may disappoint some teachers, the document states that vaccinating educators should be priority, but not a prerequisite for reopening schools.

Still, both national unions thanked the C.D.C. for the clearer guidance.

“For the first time since the start of this pandemic, we have a rigorous road map, based on science, that our members can use to fight for a safe reopening,” said Randi Weingarten, president of the American Federation of Teachers and an ally of President Biden.

But Ms. Weingarten and Becky Pringle, president of the National Education Association, argued that schools might find the C.D.C.’s mitigation strategies difficult to enact without additional federal funding.

The agency’s guidance repeats the idea that schools should be the last to close and the first to reopen in any community. But the C.D.C. has no power to force communities to take steps to decrease high transmission rates — such as closing nonessential businesses — in order to reopen schools.

By the agency’s new criteria, schools in more than 90 percent of U.S. counties could not return to in-person classrooms full-time, Dr. Walensky noted. Nonetheless, the majority of districts are offering at least some in-person learning, and about half of the nation’s students are learning in classrooms.

But there are stark disparities in who has access to in-person instruction, with urban districts serving mostly poor, nonwhite children more likely to have closed schools than suburban and rural ones.

Researchers are concerned not just about the academic consequences of being out of school for such a prolonged period. While data are still very limited, many doctors and mental health experts report seeing unusually high numbers of children and adolescents who are depressed, anxious or experiencing other mental health issues.

The agency’s approach struck the right balance between the risks and the benefits of in-person instruction, said Jennifer Nuzzo, an epidemiologist at the Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health.

“We have accumulated a tremendous amount of harms from not having schools open,” Dr. Nuzzo said. “This document is important in trying to couch the risks in relation to those harms, and try to paint a path forward.”

The C.D.C. offered advice to school administrators tailored to four levels of viral transmission in the surrounding communities.

The agency said that elementary schools could remain open regardless of virus levels in the surrounding community, pointing to evidence that young students are least likely to be infected or to spread the pathogen.

Only in communities with the highest transmission levels should elementary schools switch to a hybrid model, with some remote instruction and some in-person instruction, the agency said. In any scenario, elementary schools should remain at least partly open. Middle schools and high schools should close completely and switch to virtual learning when transmission levels are highest, the agency said.

The guidelines also prioritized in-person instruction over extracurricular activities like sports and school events. In an outbreak, these activities should be curtailed before classrooms are closed, officials said.

Some experts raised concerns about the strategy. Many schools in communities where viral transmission is high have been open for fully in-person instruction, without experiencing outbreaks of the virus.


Explorar:

Use aceites saludables (como aceite de oliva y de canola) para cocinar, en ensaladas y en la mesa. Limite la mantequilla. Evite las grasas trans.

Beba agua, té o café (con poca o nada de azúcar). Limite la leche / lácteos (1-2 porciones / día) y jugo (1 vaso pequeño / día). Evite las bebidas azucaradas.

Cuantas más verduras y mdash y mayor sea la variedad y mdash, mejor. Las patatas y las patatas fritas no cuentan.

Come muchas frutas de todos los colores.

Elija pescado, aves, frijoles y nueces; limite las carnes rojas y el queso; evite el tocino, los embutidos y otras carnes procesadas.

Consuma una variedad de cereales integrales (como pan integral, pasta integral y arroz integral). Limite los granos refinados (como el arroz blanco y el pan blanco).

Incorpora la actividad física a tu rutina diaria.

Una actualización mensual llena de noticias sobre nutrición y consejos de los expertos de Harvard, todos diseñados para ayudarlo a comer de manera más saludable. Registrate aquí.

Explore la guía descargable con consejos y estrategias para una alimentación saludable y una vida saludable.


Ver el vídeo: Τα Άσχημα Λαχανικά - Παραμύθια για παιδιά - Ελληνική Αφήγηση u0026 Ελληνικοί Υπότιτλοι (Enero 2022).